El gobierno analiza descongelar y aumentar los combustibles por la suba del crudo tras los ataques en Arabia

BUENOS AIRES. La Casa Rosada admite que es insostenible el control de los precios de los combustibles en el nuevo escenario internacional, con suba en el barril de crudo.

A solo 33 días del congelamiento de los combustibles, el Gobierno analiza ponerle fin a esa medida en las próximas horas, que rubricó el entonces ministro de Hacienda Nicolás Dujovne. El nuevo contexto internacional, dijeron en Casa Rosada a TN, impondría un reajuste de precios antes del plazo de 90 días sin variaciones en los surtidores que impuso el Ejecutivo.

Una fuente oficial señaló que la secretaría de Energía aprobaría un pase a precios en los surtidores el aumento del petróleo en el mercado internacional tras el ataque con drones a una refinería de Arabia Saudita que por ahora nadie se adjudicó.

El Gobierno decretó el 15 de agosto un congelamiento de los precios de los combustibles “por los próximos 90 días” aunque teniendo como referencia los valores al 9 de agosto, es decir, con un dólar a $45. Sin embargo, el impacto de la derrota de Juntos por el Cambio en las PASO provocó una devaluación, que llevó a la divisa a tocar los $63, aunque esta semana bajó a $58.

Ese atraso cambiario por la incertidumbre electoral, potenciado por el aumento del precio del barril de crudo del tipo Brent, que pasó de u$s58 a u$s64 en septiembre, pondrían en peligro inversiones en Vaca Muerta, explicó a este medio la fuente gubernamental al reconocer negociaciones para ponerle fin al congelamiento.