CAMPO VIERA. Las abundantes precipitaciones que se registraron en gran parte del territorio provincial dejaron como saldo familias evacuadas en Puerto Iguazú y calles anegadas en Puerto Piray. Además, en Campo Viera un fuerte temporal provocó la voladura de techos y la caída de árboles. Y en San Vicente, una aldea quedó aislada por la crecida de un arroyo.
En el paraje Yazá, de Campo Viera, unas 20 familias sufrieron la voladura de techos y, en algunos casos las pérdidas fueron totales. Además, la Escuela 630 tuvo que suspender las clases ayer debido a que los árboles que estaban alrededor del edificio se precipitaron al suelo, dejando sin luz y agua al establecimiento.

“En la madrugada de ayer tuvimos un temporal bastante complicado, la zona desastrosa fue la del paraje Yazá donde se derrumbaron dos casas, gracias a Dios no tuvimos heridos, había una persona que estaba dentro de su domicilio pero al comenzar el viento se puso debajo de la cama y el colchón amortiguó los golpes”, manifestó Sandra Chak, secretaria de Acción Social de Campo Viera, en diálogo con el programa “Acá te lo Contamos” por RadioActiva100.7 de El Territorio.

“El viento fue fortísimo, la arboleda fue una medida de protección hacia estas viviendas sino iba a arrasar con todo”, expuso la funcionaria. En la zona, siguen sin energía eléctrica.