PUERTO RICO/OBERA. Hace un tiempo, un oficial jefe de la Policía de Misiones alertó que el decomiso de cocaína en la Tierra Colorada iría en aumento, porque había datos de que en Paraguay ya estaban operando “cocinas” de la droga blanca.

Este sábado cerca de la medianoche hubo otro decomiso, aunque en esta ocasión llamó la atención la osadía o imbecilidad de quienes querían traficar el estupefaciente.

El operativo, que tuvo lugar en Puerto Rico, y finalizó con la detención de dos prefecturianos y un policía provincial.
Ese día, Hugo César C. (35), cabo primero de la PNA que presta servicios en Eldorado, fue a la guardia de la delegación Puerto Rico con su hermano Julio C., oficial subayudante de la fuerza de seguridad provincial. Allí los recibió un colega prefecturiano (del grupo de élite Albatros) quien escuchó un pedido cuanto menos extraño: que entregara a otro integrante de la institución, que estaba en Buenos Aires, una valija, que llevaba candados. Supuestamente lo que se transportaba eran celulares.

Al uniformado de la guardia le llamó la atención el pedido y empezó una serie de averiguaciones.
Con la autorización del juzgado Federal de Oberá, abrieron el equipaje y se encontraron con 4,700 kilos de cocaína. Los hermanos eldoradenses terminaron presos, al igual que el efectivo de la Prefectura al que iba destinada la valija.