Brasil garantizará el bajo impacto ambiental del Puente San Javier-Porto Xavier

La obra cumplirá el sueño de ambas comunidades de tener una vía de comunicación binacional que beneficiará a miles de familias. Será financiada por Brasil y estará a cargo de la empresa COESA S.A. Los trabajos comenzarán a principios 2023 y se estima que estará terminado en 2025.



Este martes se realizó la firma del convenio entre el DENIT (Departamento Nacional de Infraestructura de Transporte) y la empresa COESA S.A. para iniciar la construcción del puente que unirá las ciudades de San Javier, (Misiones, Argentina) y Porto Xavier, Rio Grande Do Sul (Brasil). El histórico acontecimiento tuvo lugar en la localidad brasileña de Santo Angelo, Estado de Rio Grande de Sul. Los trabajos comenzarán en los primeros meses de 2023 con un plazo estimado de 30 meses hasta su finalización.

El comunicador local, José Rigo, explicó en El Periodista por Canal 12 que la obra será totalmente financiada por Brasil con una inversión total de 221 millones de reales (unos 40 millones de dólares). Los trabajos incluirán la construcción de los accesos en ambas cabeceras del viaducto internacional y las casillas para las aduanas que estarán ubicadas del lado brasileño. La empresa del vecino país también se encargará de cumplir con las condiciones para garantizar la habilitación ambiental. Una empresa argentina de la provincia de Santa Fe se sumará al consorcio que llevará a cabo la obra.



Rigo aseguró que hay muchas empresas que mostraron su interés por invertir en las zonas aledañas al futuro puente. “La semana que viene comienzan las charlas con los despachantes de aduana y comerciantes que se verán beneficiados con el movimiento económico en toda la región”, explicó.

El Intendente de San Javier, Matias Vilchez, indicó que con la construcción del viaducto toda la ciudad se verá beneficiada, “ya que el movimiento comercial y turístico potenciará a la comunidad. Serán protagonistas de un crecimiento exponencial en la ciudad”.



El jefe comunal destacó que el nuevo paso fronterizo permitirá una reestructuración y redistribución de los locales comerciales y la distribución de las fuentes de energía. “Por la ciudad pasaban unos 17 mil camiones por año pero a partir de la proyección de este puente pasarían más de 1,200 camiones por día lo que representa un fuerte movimiento económico y comercial”, concluyó.