Bárbaro pidió subir 30% el tope de las asignaciones para que no pierdan la AUH: “Siguen siendo familias que necesitan el aporte”

Con el resultado de las paritarias, muchos trabajadores quedan con sueldos brutos por encima del límite actual y pierden el beneficio. “Siguen siendo familias que necesitan el aporte” explicó el diputado nacional Cacho Bárbaro, autor de la iniciativa.
 
Un proyecto legislativo ingresado al Congreso Nacional solicita la inmediata suba del tope salarial para que miles de familias de trabajadores y trabajadoras puedan cobrar el salario por hijo, ya que ese tope no se actualiza desde marzo con perjuicio directo a los bolsillos, dado que los sueldos que logran esa recomposición se quedan sin derecho a los beneficios del Sistema Unico de Asignaciones Familiares (SUAF).


El diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro solicitó que el tope se incremente en un 30%, lo que llevaría el monto límite individual de $158.336 a $205.883, mientras que el ingreso del grupo familiar tope pasaría de $316.700 a $ 411.750.


En la actualidad, los acuerdos paritarios ajustados a la inflación determinan que hay sectores de trabajadores que pasarán a ganar por encima del tope actual como sueldo bruto, por lo que quedan sin posibilidades de acceder al 100% del beneficio de la Asignación por Hijo (SUAF), la ayuda escolar y demás asignaciones previsionales de protección familiar. Esos sueldos que parecen altos, “sin embargo apenas cubren hoy la canasta básica familiar, por lo que de ninguna manera se puede sacar a esos niños menores de 18 años de los programas de protección”, señaló el legislador.
En el mismo proyecto, Bárbaro pidió que el tope se actualice de ahora en más con el mismo porcentaje que establezca la Ley 27.609 de movilidad para las asignaciones familiares y jubilaciones, de manera tal que no sea necesario el reclamo recurrente.
Esta iniciativa parlamentaria “busca aportar a ese conjunto de medidas que ya tomó el Estado para proteger el ingreso de las familias” señaló el autor, recordando la reciente suba de topes para el pago de impuestos a las ganancias para trabajadores y trabajadoras; el aporte especial para llevar el salario familiar a 20 mil pesos para trabajadores con menores sueldos, y los aportes como el ATP, el IFE y demás refuerzos de ingresos durante la pandemia. Pero sobre todo, dijo, “busca corregir el triste fenómeno que lacera la realidad cotidiana de miles y miles de argentinos: “los pobres con trabajo”, una contradicción dolorosa que nuestras convicciones no pueden tolerar”. “Pasamos la pandemia, estamos sufriendo efectos de la guerra, pero sobre todo pasamos por cuatro años del macrismo que destruyó totalmente la calidad de vida de los trabajadores. Tras mantenerse en niveles inferiores al 15% entre 2010 y 2017, el fenómeno de los trabajadores por debajo de la línea de pobreza pasó del 15,5% al 27,2% entre 2017 y 2019. El macrismo destrozó el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras sin pandemia y sin guerras”, finalizó.