Muy profundo: La municipalidad tuvo que reformar el nuevo badén frente al Polivalente hecho hace 2 semanas

Tras el reclamo de numerosos vecinos y conductores, la municipalidad de Oberá debió romper parte del badén hecho hace dos semanas frente a la escuela Polivalente, sobre calle Antártida Argentina, cruce Ushuaia. 

Se trata de una arteria que comunica los barrios Krause y Yerbal Viejo, por lo que además del intenso tránsito de automóviles, también circula la línea de colectivos 5E de la empresa Guacurarí (Tipoka), cuyas unidades son incluso más largas que las de Capital del Monte. 

Personal de Obras Públicas a cargo de muy cuestionado ingeniero Santiago Poliszuk, hace menos de 15 días rompieron al pavimento de la calle mencionada para construir un badén que drene el agua de las lluvias por calle Ushuaia. Pero lo hicieron demasiado profundo, como la mayoría de los badenes mal hechos de Oberá, razón por la que tras numerosas críticas, el mismo personal debió romper parte de la obra para reducir la profundidad del mismo. 

La incompetencia de los funcionarios de la gestión municipal se traduce en un doble costo para los contribuyentes. 

A 100 metros, en el cruce con la calle Lambruschini existe otro badén profundo que debería corregirse ya que también complica al transporte público.  

 

«Personalmente no puedo creer lo que hicieron. Paso a diario por el lugar y es difícil poder pasar de manera correcta sin tener que cruzarte un poco. Veo muchos comentarios a favor, entiendo que no es la solución para reducir la velocidad, para eso existen otros métodos», manifestó Alejandro «Toto» Etchberger, ex concejal de Oberá.