La AFIP secuestró la yerba importada sin estampillas exhibidas en Farmacity


 
Inmediatamente luego de la denuncia del Diputado Nacional Héctor “Cacho” Bárbaro, la Administración Federal de Ingresos Públicos corroboró la existencia de paquetes de yerba provenientes de Uruguay que no cumplían las condiciones mínimas de comercialización. Retiraron toda la mercadería de las góndolas.  

La Administración Federal de Ingresos Públicos procedió este jueves al secuestro de la yerba mate sin estampillado que era exhibida en locales de la poderosa cadena de farmacias en la ciudad Autónoma de Buenos Aires, tras tomar conocimiento de un flagrante incumplimiento a la Ley 25564, que establece la obligatoriedad de sellar los paquetes con la estampilla del Instituto Nacional de la Yerba Mate.
La presencia de la enorme cantidad de paquetes de yerba importada sin estampillas fue advertida por el legislador misionero dos días después de que el INYM secuestrara 1500 kilos del mismo producto en locales de la cadena en la provincia de Misiones.
Bárbaro destacó la inmediata respuesta del organismo a cargo del administrador federal Carlos Castagneto, que actuó preventivamente al confirmar que la mercadería no contaba con las condiciones mínimas para ser expendida, ya que la estampilla del INYM no solo garantiza el pago de la Tasa de Inspección, sino también las condiciones sanitarias y bromatológicas del producto según las exigencias del Código Alimentario Argentino.
“Yo le agradezco a la AFIP esta intervención, y le pido al INYM que acentúe los controles, porque hay perjudicados directos que son los consumidores, pero también perjudicados indirectos que son los productores y tareferos”, expresó Bárbaro, para quien la competencia desleal de la yerba importada sin estampillas, “plancha” el precio de la materia prima que apenas tuvo incrementos del 10% interanual.
El legislador había verificado que dos días después del decomiso de 1500 kilos de yerba sin estampillado en locales de Farmacity en Misiones, la poderosa cadena continuaba ofreciendo el producto en las mismas condiciones en sus sucursales de Capital Federal. “Tengo la factura de los paquetes sin estampillas que compré en Farmacity el 29 de septiembre. Evidentemente se creen con total impunidad”, había disparado Bárbaro con evidente indignación, por lo que exigió a los organismos pertinentes “el retiro inmediato del producto en góndolas”, cosa que finalmente sucedió.