La eliminación de las PASO suma apoyos y crece el temor de la oposición por los votos en Diputados

El peronismo cordobés manifestó públicamente su rechazo a las Primarias. Pese a que el Gobierno dijo que no avanzará con la derogación, en Juntos por el Cambio calculan que el oficialismo ya podría tener los números para hacerlo.


Pese a que el Gobierno nacional intentó trasmitir que no buscará la derogación de las PASO -mientras provincias oficialistas avanzan en ese sentido-, Juntos por el Cambio, que se vería fuertemente afectado por la jugada, se mantiene en estado de alerta. En las últimas horas, legisladores nacionales por Córdoba, que responden al gobernador peronista Juan Schiaretti, anunciaron públicamente su rechazo a las Primarias. En la coalición opositora hacen cálculos y creen que el oficialismo podría conseguir hoy 128 diputados, apenas uno menos de los 129 necesarios.

El bloque Córdoba Federal está compuesto por 3 diputados nacionales encabezados por Carlos Gutiérrez: “Desde nuestro espacio político nunca estuvimos a favor de las PASO y siempre mantuvimos la misma posición. Desde que fueron creadas, nos expresamos en contra por considerar que las PASO son un gastadero de plata y obliga a la gente a votar en una elección interna de un partido político al que no pertenece”, dijo el jefe de la bancada.

“No somos nosotros los que ahora cambiamos de posición, son otros los que, por conveniencia, ahora las están reclamando. Son los mismos que en 2017 decían que había que eliminarlas. Así de claro”, agregó, en un dardo para Juntos por el Cambio. En el mismo sentido y por el mismo canal se manifestó Alejandra Vigo, senadora nacional del espacio y esposa de Schiaretti.

Rápidamente, quien salió a cruzarlos fue el jefe del bloque de la UCR en Diputados, el cordobés Mario Negri, que tiene su propia pelea electoral con el peronismo en la provincia, donde no existen Primarias. “El PJ de Córdoba acaba de blanquear que podrían dar sus votos, que son clave, para suspender las PASO. Más allá de lo que diga hoy el oficialismo, en 2021, diputados del FdT presentaron un proyecto en ese sentido con apoyo de gobernadores y Massa. La preocupación de JxC es máxima”, señaló el radical.

El poroteo en Diputados: quienes respaldarían la eliminación de las PASO y las dificultades del oficialismo
En la coalición opositora empezaron los porteos: el Frente de Todos tiene hoy 118 diputados, a los que se sumarían cuatro de Provincias Unidas, uno del Movimiento Popular Neuquino y los tres diputados del peronismo cordobés: eso da 126, a tres del quórum.

Ahora bien, en Juntos por el Cambio hay dudas sobre lo que podría llegar a hacer Javier Milei y su compañera de bloque Victoria Villarruel, que se han manifestado en el pasado contra las PASO por los costos económicos que suponen. Ellos podrían llevar la cuenta a 128.

“Milei y el espacio van a jugar con las reglas que haya. No es un tema de la agenda de la sociedad, solo de la política”, respondieron sin más precisiones en el entorno del diputado libertario.

Pero tampoco había certezas sobre qué posición tomarían los cuatro diputados que integran el Frente de Izquierda, Nicolás Del Caño, Myriam Bregman, Alejandro Vilca y Romina del Plá.

“Desde el FIT siempre rechazamos las PASO por ser proscriptivas y por la injerencia del Estado en la vida de los partidos políticos. En este caso, que la eliminación la impulsa el propio peronismo, resulta un poco maniobrero”, señalaban en el espacio, sin posición definida.

El escenario está abierto: después de todo, pese a la presión de algunos gobernadores provinciales, tampoco el oficialismo tiene asegurado que los 118 diputados que integran el Frente de Todos vayan a acompañar una eventual derogación de las PASO.

Aunque el armado de listas es mucho menos conflictivo en el Poder que desde la oposición, las primarias, indicaron fuentes parlamentarias, siguen siendo defendidas por varios sectores del FdT como mecanismo para definir internas.

Por otra parte, algunos sectores del Congreso creen que el Gobierno también debería afrontar el potencial costo político de avanzar con algo que públicamente había rechazado. Todo eso en poco tiempo porque, en caso de intentarlo, deberían hacerlo antes de que termine el año y comience todo el proceso de las elecciones 2023.