Harán una misa “por la paz” tras el ataque a Cristina Kirchner

El próximo sábado se realizará una misa en Luján “por la paz y la fraternidad de los argentinos”, tras el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner.

La convocatoria se difunde por estas horas entre dirigentes políticos y sociales, motorizada por el intendente de Luján, Leonardo Boto (Frente de Todos) y con el Movimiento Evita entre sus impulsores.

La Conferencia Episcopal Argentina, que llama a rezar por la paz y la fraternidad ese día, se desligó de la pata política de la convocatoria y la califica de “aprovechamiento”. El intendente que organiza el llamado subraya que tiene el acuerdo del Arzobispado de Mercedes-Luján, que conduce el arzobispo Jorge Eduardo Scheinig. Mercedes es el terruño del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien impulsa desde el Gobierno una convocatoria que incluye a la oposición, con la misa como punta de lanza.

“Siguiendo la Carta a los Obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, entendemos que es un día en el que debemos animarnos a unirnos en la oración que cura las heridas, levanta la mirada y nos hace testigos de fraternidad y diálogo sincero. Por ello, invito a todas las fuerzas políticas y sus representantes, a nuestros hermanos y hermanas de otras confesiones cristianas y religiosas, a reconocernos y encontrarnos en esta oración por la ansiada paz social, el diálogo entre líderes y los responsables de nuestras dirigencias”, es el mensaje que hace llegar el intendente Boto para invitar a la misa.“La idea es una convocatoria muy amplia, en orden con la Carta de la Conferencia Episcopal a los obispos que invita a orar. Convocamos a los dirigentes de todo color político, hay que cambiar el paradigma y dejar de descalificarnos. Hablé con el Arzobispado [de Mercedes-Luján] y nos pusimos de acuerdo”, afirmó a LA NACION el intendente de Luján. “La convocatoria es del municipio y la articulamos con la Basílica”, explicó el jefe comunal.

El Movimiento Evita es una de las organizaciones que impulsan la participación en la misa, según pudo saber LA NACION. La agrupación que lidera Emilio Pérsico estará presente en Luján con sus principales dirigentes (como Pérsico, Esteban “Gringo” Castro, Mariel Fernández y Gildo Onorato), pero sin movilización de sus militantes. Entre los presentes habrá dirigentes de otros movimientos sociales, como Daniel Menéndez (líder de Somos Barrios de Pie y funcionario del Ministerio de Desarrollo Social, como Pérsico).

La Cámpora tampoco prevé movilizar a sus militantes, indicaron fuentes de la agrupación que conduce Máximo Kirchner. La presencia de Cristina fue descartada por fuentes del kirchnerismo duro consultadas por este diario.

La convocatoria principal es de la Conferencia Episcopal Argentina. Según confiaron fuentes eclesiásticas a LA NACION, en la Iglesia se interpretó como “un aprovechamiento” la iniciativa del intendente de Luján de darle un contexto político a la convocatoria del Episcopado.

“Oración por la paz”
En concreto, la comisión ejecutiva de la Conferencia Episcopal, que preside el obispo Oscar Ojea, llamó a realizar en todas las parroquias y capillas del país una “oración por la paz y la fraternidad” para acompañar este fin de semana la realización de la colecta Más por Menos, la tradicional iniciativa solidaria de la Iglesia destinada a reunir fondos para ayudar a las regiones más necesitadas, especialmente “en estos momentos difíciles”.

“Aliviando el dolor de hoy, alimentamos la esperanza” es el lema de la colecta de este año, lo que llevó a los obispos, frente al avance de la crisis social, a formular un llamado especial a “la fraternidad y el diálogo sincero”.

Ante una consulta de LA NACION, en el Episcopado desestimaron de plano que la convocatoria esconda intencionalidades políticas y señalaron que en la organización de la misa en la Basílica de Luján no está prevista la participación de organizaciones políticas y sociales.