Senador K pidió parar el juicio contra Cristina para que “exista paz social”

Tras el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner, el presidente del bloque oficialista en la Cámara de Senadores, José Mayans, pidió este domingo “parar de forma inmediata” el juicio de Vialidad en el que los fiscales pidieron 12 años de prisión para la vicepresidenta y que mañana se reanuda con el inicio de los alegatos de los abogados defensores. “Si no existe Justica, es muy difícil que exista paz social”, sostuvo.

“Mañana [por el lunes] empieza nuevamente el juicio [de Vialidad] y para mi hay que pararlo, porque está viciado de nulidad, porque no respetó el debido proceso, porque no respeta la presunción de inocencia, porque tiene un montón de vicios”, dijo Mayans en diálogo con Radio 10, y remarcó: “Esto debería ser parado de forma inmediata”.

En este contexto, el líder del bloque del Frente de Todos en la Cámara alta consideró que en la causa Vialidad “se gestó el germen de la violencia extrema”. “Ese juicio verdaderamente debería ser parado por la Corte”, subrayó.

“Existe una manipulación dentro del Poder Judicial que está aprobado por los estamentos superiores”, reforzó el senador.

Puntualmente, al ser consultado por si el juicio por la causa de Vialidad potenció los discursos de odio, Mayans no dudó. “Totalmente”, contestó, y siguió: “Estoy convencido de eso, porque primero hicieron un show mediático generando en el fiscal un ídolo”.

Y continuó: “Agregan pruebas, lo que está prohibido en un proceso. Cuando van a ese extrema es que Cristina dice que ya tienen hecho el fallo… ¿Cómo se puede uno someterse a una justicia que no garantiza ninguna parcialidad, que no respeta el debido proceso?”.

“Ese juicio hay que pararlo ya”, reiteró Mayans. “¿Queremos paz social? Empecemos por parar el juicio vergonzoso este y ver que existan garantías constitucionales”, consideró.

En un análisis sobre las reacciones al ataque contra Cristina Kirchner, el parlamentario trazó un paralelismo entre la actitud del cuerpo del Senado, que después del ataque a la vicepresidenta se mostró con todos sus bloques unidos frente a las cámaras. “Hay gente que le rinde eso, la confrontación”, sostuvo, al evaluar la sesión de ayer en la Cámara de Diputados.

“Agradecí la presencia de toda la oposición esa noche en el Senado”, dijo, y precisó: “Hablé con los líderes de la oposición y todos estuvieron presentes, hicimos un documento en forma conjunta, y me hubiera gustado que en Diputados sea lo mismo”.

Además, en línea con el discurso de dirigentes de su espacio, el senador señaló a los medios de comunicación como responsables. “La violencia se viene generando hace rato con estigmatizar a través de los medios”, apuntó.

Luego de revelar que con Cristina Kirchner comparte un vínculo religioso al revelar que hablar con la vicepresidenta sobre el Evangelio, Mayans analizó el atentado. “Creo que la voluntad de Dios estuvo presente”, dijo, y remarcó: “Creo que alguien hizo algo para salvarla”.

Causa Vialidad
A pesar del ataque a Cristina Kirchner, el juicio contra la vicepresidenta donde está acusada de direccionar obras públicas para beneficiar al empresario Lázaro Báez no se detiene. El Tribunal Oral Federal N° 2 tiene previsto comenzar el lunes con los alegatos de los abogados de los acusados, tras el pedido de pena del fiscal Diego Luciani.

Según pudo saber LA NACION, los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso citaron a los abogados para el lunes a las 8.30 de modo de comenzar sus alegatos.

Para mañana está previsto que comience a alegar el abogado Mariano Fragueiro Frías, que defiende a Héctor Garro, expresidente de la Administración General de Vialidad de la Provincia de Santa Cruz, para quien el fiscal Luciani pidió una condena de 3 años de prisión en suspenso, por el delito de administración fraudulenta.

La lista de acusados que alegarán continúa con Mauricio Collareda, exresponsable del Distrito N°23 Santa Cruz de la DNV, para quien pidieron 6 años de prisión por administración fraudulenta agravada; y a continuación le sigue Raúl Daruich, con el mismo cargo y el mismo pedido de condena.

 

La Nación