Vecinos reclaman cerrar nuevo boliche céntrico: «un terremoto por más de 8 horas, un calvario… el municipio les habilitó provisoriamente como lugar bailable, cosa que está prohibido»

Este fin de semana comenzó a funcionar un local bailable sobre avenida Sarmiento, frente al Casino de Oberá. Se trata de Isidoro, que durante años estuvo a la vuelta, sobre calle Córdoba hasta que en 2021 cerró sus puertas. 

La reapertura del local en su nueva ubicación causó malestar en los vecinos que ya hicieron la denuncia ante la municipalidad y la policía, aunque hasta ahora «se tiran la pelota». 

Durante algunos meses, en el local funcionó un pub, pero el volumen de la música era más bajo y no molestaba de la misma manera a los habitantes de ese sector céntrico. 

«2 días seguidos de dolor de oídos. Paredes. Vidrios y puertas que vibran. Cuánto más hay que soportar para que paren con este calvario», manifestó el doctor Luis Derna, vecino del nuevo local bailable. 

 

Derna precisó que este lunes «estuvimos viendo qué tipo de habilitación tiene Isidoro», pero «el municipio les habilitó provisoriamente como lugar bailable, cosa que está prohibido en el centro de la ciudad», explicó. 
 
«Ahora estamos actuando legalmente, presentando las disconformidades de todos los vecinos en la municipalidad. Esperemos sea rápido todo, así poder vivir en paz. El viernes y el sábado prácticamente vivimos más que un terremoto por más de 8 horas. Una locura. Los edificios son de paredes de 30 CM pero se movio hasta los simientos. Si las paredes hubieran sido normales de 15 CM, se rajaba todo», sostuvo. 
 
 
«Vibraban puertas, ventanas, platos, vasos, todo, prácticamente era como estar dentro del boliche en nuestro propio departamento, y
los otros vecinos que tengo vivieron lo mismo y un poco más, eso sin contar las peleas fuera del boliche, en la vereda, sin acción policial ni nada.
Llamaba a la policía y te aseguraban que iban pero la música y el ruido nunca bajaban el volumen», agregó. 
 
«Son edificios antiguos donde está instalado el boliche, todo podría llegar a ser una catástrofe si siguen con esa intencidad de sonido», vaticinó añadiendo «y lo peor es que la municipalidad lo habilita siendo que están prohibido boliches bailables dentro de la ciudad. Deberían estar en zonas periféricas donde no molesten a nadie. Ahora la policía tira el problema a la municipalidad y la municipalidad a la policía, dilatando todo».
 
«Esperemos se resuelva todo en paz para los vecinos. El pub anterior (La Vieja Florería) trabajaban de martes a domingo y ni se los escuchaba casi,
pero lo que vivimos este viernes y sábado fue una locura», finalizó Derna.