¿Más cepo a las importaciones tras la crítica de Cristina Kirchner?

En medio de la interna oficial, la Vicepresidenta se hizo eco del alerta por un fuerte incremento en el nivel de compras al exterior que refuerza la escasez de dólares.
Este miércoles el INDEC dará a conocer las cifras oficiales del Intercambio Comercial Argentino (ICA). Se trata de la evolución en mayo y el acumulado desde inicios de 2022 de las exportaciones e importaciones. Es un dato clave para entender por qué el Banco Central no puede captar los dólares que ingresa el campo en plena cosecha y con valores internacionales en niveles récord.
Las consultoras privadas apuntan a que mayo cerró con niveles récord en compras al exterior, de entre US$6900 o US$7500 millones, que achicarán por demás el saldo comercial, dado que las exportaciones se mantendrían en alza, pero no saltarían de forma tan abrupta.
Incluso dan por descontado que el nivel de importaciones puede superar los US$40.000 millones al cierre del primer semestre, un nivel máximo desde, por lo menos, 2018.
La situación encendió todas las alertas, tanto en la Casa Rosada como de las consultoras privadas. Y fue utilizada también por la vicepresidenta, Cristina Kirchner. El lunes, en un acto en Avellaneda por el Día de la Bandera, advirtió sobre “un festival de importaciones” y reclamó mayor coordinación de distintas áreas del Gobierno para frenar la sangría de dólares. También cargó contra Justicia por habilitar a importadores a acceder al dólar oficial a través de amparos reclamados por las empresas.
La Vice cargó contra el Banco Central, la AFIP y el Ministerio de Desarrollo Productivo por no coordinar mecanismos que impidan que se sigan escurriendo los pocos dólares disponibles. No obstante, dijo que confía en que la llegada de Daniel Scioli al gabinete permita rectificar ese rumbo.


¿Más cepo a las importaciones?
La semana pasada, Daniel Scioli, junto al el ministro de Economía, Martín Guzmán y el titular del BCRA, Miguel Pesce, empezaron a diseñar medidas para frenar la salida de dólares. La intención es administrar el comercio: que los dólares queden para el sector productivo y que “pare la especulación”.
Se apunta a “priorizar” compras al mundo, una mayor administración del comercio, con mayor cerrojo a los importadores, antes que a reforzar el cepo para otros sectores, como servicios, turismo o atesoramiento. Incluso hubo empresarios que le sugirieron coordinar importaciones desde las cámaras sectoriales.
Si bien varios funcionarios negaron haber detectado maniobras fraudulentas, crece la sospecha de que se sobrefacturan las compras al exterior, búsqueda de hacer y stock por una eventual devaluación o bien acceden al dólar oficial y aprovechar la brecha con el dólar MEP o el CCL.
Qué importa la Argentina en lo que va de 2022
La falta de dólares volvió al centro de la escena a poco de terminar el segundo trimestre, habitualmente el de mayor nivel de ingreso de divisas y atesoramiento por parte del Banco Central (BCRA). Es que se da un cuello de botella en medio de la liquidación récord del campo y compras en máximos de energía.
Según los últimos datos disponibles del INDEC, al primer cuatrimestre del año, las importaciones sumaron US$24.852 millones, un 41,6% más que en el mismo período de 2021. En ese lapso, las exportaciones estuvieron en algo más de US$27.600 millones, con un alza de 28% interanual.
Sólo en abril, las compras al mundo fueron por US$6883 millones, 47,3% de crecimiento contra el cuarto mes de 2021. Las exportaciones de abril estuvieron en US$8327 millones (una mejora de 35% contra el año anterior).
El alza de las importaciones en abril fue producto de una suba de 24,5% en las cantidades y de 17,9% en los precios. En el último mes relevado por el INDEC, todos los usos económicos registraron variaciones positivas:
• Combustibles y lubricantes (CyL) ascendieron 203,1%;
• Bienes de capital (BK), 42,5%;
• Bienes intermedios (BI), 41,0%;
• Piezas y accesorios para bienes de capital (PyA), 35,0%;
• El resto, 29,5%, mayormente por el incremento de bienes despachados mediante servicios postales (couriers);
• Bienes de consumo (BC), 26,9%;
• Vehículos automotores de pasajeros (VA), 15,8%.
Según indican en el sector, un tercio de las compras al mundo se lograron entre enero y marzo gracias a medidas judiciales. Y la tendencia se mantuvo hasta mediados de junio, suman.