45 minutos parados al sol: Barella pidió que se priorice a los alumnos en actos cívicos

Tras lo ocurrido el pasado lunes 20 de junio durante el acto de la jura de la bandera, donde varios niños y niñas se descompesaron y hasta desmayaron debido al prolongado tiempo que estuvieron parados, la defensora del pueblo, Luciana Barella, solicitó al intendente Pablo Hassan que en futuros eventos, en presencia de las delegaciones escolares, se priorice a los alumnos en el protocolo.

Jura de la Bandera: Padres se quejaron de la organización, pidieron «pensar en los niños y no utilizarlos» en los actos

 

Oberá Misiones 22 de Junio de 2022

Al Señor Intendente

del Municipio de Oberá

Pablo Alberto Hassan

S                     /                       D

 

De mi mayor consideración

 

 La  que suscribe, Barella Luciana Antonella DNI N° 36.061.888, en carácter de Defensora del Pueblo Adjunta de Oberá, tengo el agrado de dirigirme a Usted (o por su digno intermedio a quien corresponda) en visto de lo  acontecido  el día de lunes en el Acto Oficial  del 20 De Junio, Día de la Bandera y Aniversario del Paso a la inmortalidad del General Manuel Belgrano que se realizó  en el Centro Cívico de Nuestra Ciudad,  tengan en  consideración para con futuros eventos en presencia de las delegaciones escolares lo siguiente:

Modificar la estructura y organización de los eventos de manera tal que se priorice a los alumnos, ya que en la mayoría de los casos son niños y deberían ser los protagonistas. Si bien entiendo que es necesario que se desarrolle el protocolo establecido para actos oficiales, sugiero tener en cuenta un orden adecuado, como ser: las canciones patrias, la realización  de la  actividad específica por la cual asistieron dichas delegaciones escolares y a posteriori, efectuar  el retiro de las banderas de ceremonia de cada Establecimiento Educativo para después de ello si continuar con la actividad pautada (agasajos, homenajes, recordatorios o discursos de invitados varios).

También es necesarios repensar sobre la adecuación de estos espacios físicos que reciben a las delegaciones educativas, teniendo en cuenta que  las temperaturas bajas o el simple hecho de estar expuestos cierto tiempo al sol, impactan en la salud de los niños,  siendo ellos los más perjudicados y derivando en situaciones  agravantes como ser la falta de concentración y descompensación en algunos alumnos, debiendo
ser auxiliados por los docentes a cargos dejando el resto de alumnos solos.

No menos importante es recordar que deberían pensar en la comodidad en general de éstos y de sus acompañantes, en una estructura organizacional que no los tengan  hacinados como aconteció en el último acto realizado en Oberá.

Sin mucho más, me tomo el atrevimiento de sugerirles que cuando existan actos donde se encuentren sillas para sentarse, las autoridades deberíamos dar el ejemplo y cederles a las personas mayores, madres con hijos en brazos, entre otros; de ser posible reducir el tiempo de la convocatoria de las autoridades y la citación a los niños, que normalmente es media hora o cuarenta y cinco minutos antes del comienzo del acto, y que derivan en situaciones de descompensación no solo de alumnos, si no de personas mayores de edad que asisten al evento.

Sin otro particular y esperando ansiosa se tengan en cuenta estas observaciones para próximos eventos, lo saludo atentamente.