Larreta anunció que el barbijo ya no será obligatorio al aire libre en CABA

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, anunció el fin de la obligatoriedad del uso del barbijo en lugares abiertos, especialmente en la vía pública, en la Ciudad de Buenos Aires.

Después de una recorrida por las instalaciones del vacunatorio situado en el club River Plate, Larreta informó que ya no será una obligación el uso de la tapa boca y nariz.

Por ende, en la Ciudad desde mañana ya no será obligatorio el uso del tapaboca al aire libre en lugares donde no haya concentración de personas. La nueva medida fue definida gracias al avance de la situación sanitaria y a que con los turnos brindados para hoy se alcanzará una meta clave dentro del Plan de Vacunación de la Ciudad contra el COVID-19: el 70% de los porteños con el esquema de inmunización completo.

Según las autoridades, la experiencia internacional demuestra que una vez que se supera ese número, la circulación viral baja significativamente, lo que permite flexibilizar las políticas sanitarias. De esta manera, se flexibiliza una medida de prevención que fue establecida el 4 de mayo del 2020 y se avanza en la transición hacia la nueva normalidad.

En tanto, el uso del tapaboca continuará siendo obligatorio en espacios cerrados donde aumenta el riesgo de la transmisión viral, abiertos con concentración de personas donde no se encuentre garantizada la distancia social y en eventos masivos.

Se recomienda además, mantener las medidas de cuidado como el uso del alcohol en gel, la distancia entre personas, la ventilación de los espacios cerrados y los testeos siempre que sea necesario. También dejará de ser un requisito la toma de temperatura antes de ingresar a espacios cerrados como escuelas o locales comerciales.

Por otro lado, los chicos de todas las edades de establecimientos escolares públicos y privados van a poder realizar actividades en espacios abiertos, como los patios, sin utilizar tapaboca. Respecto al transporte público, desde hoy ya no hay capacidades máximas establecidas en trenes, subtes y colectivos. Al tratarse de espacios cerrados, continuará siendo obligatorio el uso de tapaboca y se recomienda, siempre que sea posible, mantener las ventanillas bajas para optimizar la ventilación.