El Gobierno analiza comprar aviones caza interceptor Mig-35 a Rusia

Argentina solicitó de manera formal, información técnica y comercial sobre aviones de combate rusos. La solicitud se produjo a principios de 2021, cuando llegaron los primeros envíos al país de la vacuna Sputnik-V.

Argentina solicitó de manera formal a Rusia, información técnica y comercial sobre aviones de combate. Un documento confirma por primera vez que la Fuerza Aérea Argentina requirió formalmente información a la empresa que los diseña y produce.

El pedido se realizó a la empresa rusa Rosoboronexport S.A., que desarrolla aeronaves de guerra de alta tecnología que prestan servicios en la Federación Rusa y otras naciones. La firma es la única autorizada a exportar e importar productos, tecnologías y servicios militares. La empresa tiene una activa participación en la cooperación técnico-militar de ese país con estados extranjeros.

La solicitud a esa compañía se produjo a principios de 2021, en momentos en los que Rusia ganaba influencia en el Gobierno tras los primeros envíos al país de las vacuna Sputnik-V. Este año, un informe había revelado que la administración de Vladimir Putin avanza con su plan de construir centrales nucleares en el país.

Desde la Fuerza Aérea Argentina se niegan a especificar sobre qué aviones se requirió información, pero se pudo saber que el país mostró interés por el Mig-35, una unidad que reúne las especificaciones técnicas que necesita el país para volver a contar con un caza interceptor.

Además del interés por el material ruso, también se analiza la posibilidad de adquirir un avión de combate chino . La adquisición de cualquiera de estas unidades saldría del Fondo Nacional de la Defensa (FONDEF), una iniciativa desplegada durante la gestión de Agustín Rossi en el Ministerio de Defensa que tiene como objetivo reequipar a las fuerzas armadas.