Comenzaron obras en el centro de rehabilitación para adictos en Oberá y estaría listo en 2023

Aseguran que las obras estarán listas en 18 meses.

Por estos días comenzaron los movimientos de suelo en un terreno ubicado en Villa Svea, cerca de Copisa, donde se edificará el centro que contará con unas 20 habitaciones.

Tras una década de reclamos y promesas hechas por el gobierno municipal y provincial de poner en funcionamiento un centro de rehabilitación para adictos destinado a jóvenes y adultos en toda la zona centro que hoy, no tienen donde internarse para superar las drogas y el alcohol; finalmente comenzaron las obras que estarán listas en 2023, año de elecciones.  

El gobierno provincial licitó en mayo pasado la construcción de centro de Adicciones en Oberá, con un presupuesto de $ 294.292.723,73.

En ese sentido, el Ministro de prevención de adicciones de la provincia, Samuel López, explicó a la emisora El Aire de Integración que “estamos trabajando con los equipos de profesionales, para conformar el espacio, hay un pedido de la Pastoral de Cáritas que sea una comunidad terapéutica,” señaló. “Hoy por hoy tenemos varios puntos preventivos o de primer contacto con las personas o con los familiares. También espacios de atención ambulatoria, como es el Oasis de la Misericordia y en Manantiales, un centro histórico en Misiones, totalmente gratuito, con 33 años de trabajo y donde también contamos con un espacio de internación para un periodo breve; que ronda cercano al mes de internación pero realmente hay situaciones, puntuales y particulares que siempre se analizan”, mencionó.

Estimó que “serán unas 20 habitaciones las que se construirán con atención a diferentes franjas etarias”.

El funcionario habló sobre el aumento del consumo de sustancias adictivas: “lo más preocupante, que por ahí pasa como desapercibido y es socialmente aceptado, es el consumo de alcohol en primer lugar y después el tabaco, que no genera daños a terceros pero si, a la larga, termina siendo un problema para la salud pública y extensivo a la familia, al igual que el alcohol”, indicó.

También puntualizó respecto a la reincidencia  y aumento de consumo de alcohol en pandemia “por un lado está la alcoholización, que de por si es un consumo problemático y puede generar accidentes, violencia, etc. Y después está el alcoholismo en si, como enfermedad y después recién vienen las sustancias ilegales, pero generalmente nos centramos solamente en ellas”, expuso a El Aire de Integración.

Por último, mencionó que “estadísticamente entre los 12 y los 14 años, se da el inicio de consumo, es una edad preocupante, el inicio de la secundaria”, también remarcó un crecimiento de consumo de alcohol en adultos mayores, en este tiempo de pandemia, de un 6 a un 12%; y que el consumo de tabaco bajó de los 14 años de edad, a los 12 años de edad, en inicio”.