La primera dama ignora pedidos de ayuda de la escuela donde se educó: “Le mandamos cartas porque necesitamos arreglos y ella algo de pintura podría contribuir”

Es el reclamo de ex compañeros y docentes de la Escuela N° 552 de Alem. Manifiestan que la primera dama, Fabiola Yañéz, oriunda de Misiones, se olvidó de sus raíces, no contestando ningún pedido que le han hecho llegar.

La comunidad educativa de esa institución a la que la pareja del presidente Alberto Fernández, asistió de niña en sus años de primaria, está molesta con ella porque no respondió los pedidos de asistencia para el edificio escolar. 

Con ayuda de padres y ex alumnos de la Escuela N° 552 “Juan Coch”, pero sobre todo por las donaciones aportadas por la comunidad, se logró embellecer el jardín y parque de juegos de la escuelita ubicada en el Barrio Belgrano de nuestra localidad.

En tal sentido, se hizo notar el fastidio de muchos con la imagen de la pareja de del presidente Alberto Fernández, ex alumna de la institución y que festejó sus cumpleaños en la Quinta de Olivos.

“Vimos hace poco que festejó su cumpleaños en la Quinta de Olivos con todo su nuevo entorno, pero se olvidó de los días donde le cantaban feliz cumpleaños en la escuelita que la acogió, brindando con matecocido y chipa cuerito”, reclamaron ex alumnos que ayudaron en el acto benéfico de recaudación de establecimiento..


“Cuando vino a la provincia nos contactamos con varios que en los actos y que le entregarían pedidos y saludos de la 552 y del Instituto Alberdi donde también asistió, pero incluso creo que uno de los sobres con saludos los dejó tirados después de un acto nos comentaron después, imagínate como se siente eso para nosotros que fuimos sus maestros”, expresó una ex docente al portal Alem.News.

Por otro lado, también reaccionaron otros amigos de la infancia de Yañéz, que afirmaron el haber enviado cartas a la casa de Olivos en nombre de la institución y con fotos para que recuerde sus buenos momentos vividos en Alem.

“Le mandamos cartas si, especialmente porque la escuela necesitaba algunos arreglos y ella en el lugar que está por ahí algo de pintura podría contribuir, pero ya no importa, porque fue gracias a los que donaron de nuestra ciudad que se pudo hacer y ella le deseamos lo mejor”, relató decepcionado otro de los ex alumnos.