El negocio millonario de las fotomultas que involucra a empresas y funcionarios

En un informe especial, programa Periodismo para Todos reveló que la cámara de control de infracciones de tránsito, principal prestadora de servicios, radares y cámaras, está encabezada por personas que hasta 2019 estuvieron vinculadas al Estado.






La Cámara de Control y Administración de Infracciones de Tránsito (CECAITRA) es la principal prestadora de servicios de software, cámaras y radares para fotomultas y control vial del Estado en todos sus niveles. Tiene contratos con municipios, provincias e incluso con organismos nacionales.





La principal ventaja de este negocio radica en que, además de los contratos, CECAITRA se queda con un porcentaje de la recaudación por las multas. En los papeles, aparece como una Asociación Civil sin fines de lucro, pero, en los hechos, genera ingresos por millones.







En mayo de 2020 el presidente de CECAITRA Bernardino García firmó un convenio macro de cooperación con la Agencia Nacional de Seguridad Vial. En ese acuerdo, aparecen como partícipes el vicepresidente de la entidad, Mariano García (hijo de Bernardino) y el Director Interjurisdiccional de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), Martín El Tahham.





Quien firma en nombre de la Agencia es su director ejecutivo, Pablo Martínez Carignano.







El principal problema de ese contrato es que tanto El Tahham como Martínez Carignano tenían vínculos recientes con la cámara empresarial.







Según declaró ante la Oficina Anticorrupción, El Tahham fue empleado en relación de dependencia de CECAITRA hasta el 31 de diciembre de 2019, un mes antes de asumir su cargo en el organismo nacional. Al respecto, la OA identificó esa irregularidad y señaló que “debió abstenerse” de participar del acuerdo.