Finalmente el Gobierno acordó con Pfizer la compra de 20 millones de vacunas

La ministra Carla Vizzotti informó que el lunes firmó un acuerdo vinculante con el laboratorio estadounidense. Llegarán durante 2021 a la Argentina.
Después de un año de intensas negociaciones con idas y vueltas y controversias, el Gobierno anunció un acuerdo con Pfizer para la compra de 20 millones de vacunas contra el coronavirus. Lo comunicó la ministra de Salud Carla Vizzotti, en medio de los fuertes reclamos de padres de chicos con comorbilidades por esta inmunización que está habilitada para aplicarse en este rango etario. La funcionaria explicó que el lunes firmó el convenio con el laboratorio estadounidense.
Comunicó en conferencia de prensa en Casa Rosada: “Ayer firmé el acuerdo vinculante con el laboratorio Pfizer por 20 millones de dosis durante 2021. Resta el acuerdo final en relación a temas logísticos y a partir de allí definir el tiempo de entrega y recepción”.
Vizzotti habló después de la polémica por la carta de la asesora presidencial Cecilia Nicolini a Rusia, en reclamo por la demora en la entrega de segundas dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. En el documento amenazó con cancelar el contrato, pero luego el Gobierno le bajó el tono y negó que se vaya a caer el acuerdo.
Después de un año de intensas negociaciones con idas y vueltas y controversias, el Gobierno anunció un acuerdo con Pfizer para la compra de 20 millones de vacunas contra el coronavirus. Lo comunicó la ministra de Salud Carla Vizzotti, en medio de los fuertes reclamos de padres de chicos con comorbilidades por esta inmunización que está habilitada para aplicarse en este rango etario. La funcionaria explicó que el lunes firmó el convenio con el laboratorio estadounidense.
Comunicó en conferencia de prensa en Casa Rosada: “Ayer firmé el acuerdo vinculante con el laboratorio Pfizer por 20 millones de dosis durante 2021. Resta el acuerdo final en relación a temas logísticos y a partir de allí definir el tiempo de entrega y recepción”.
Vizzotti habló después de la polémica por la carta de la asesora presidencial Cecilia Nicolini a Rusia, en reclamo por la demora en la entrega de segundas dosis de la vacuna Sputnik V contra el COVID-19. En el documento amenazó con cancelar el contrato, pero luego el Gobierno le bajó el tono y negó que se vaya a caer el acuerdo.