Multan con trabajo comunitario a quienes asisten a fiestas clandestinas en Río Tercero

La medida fue tomada por la intendencia de Río Tercero, en la provincia de Córdoba. Luego de ser demorados, los asistentes a diferentes fiestas clandestinas tendrán la obligación de realizar algunas tareas comunitarias como el barrido de veredas, arreglos de plazas y recepción de vecinos en el vacunatorio local. Las sanciones comenzaron a aplicarse la semana pasada, y además incluye multas económicas.

 

En la localidad cordobesa de Río Tercero, las medidas se aplicarán según las infracciones ya contempladas en el Código de Faltas Municipal. Estas mismas sancionan con multas económicas que van desde los $40.000 y los $200.000. Las personas que asistan a fiestas clandestinas estarán dentro de este grupo de infractores, que además serán arrestados y obligados a realizar diversas tareas de trabajos comunitarios.

Entre estas actividades a las que son obligados a realizar se encuentra el barrido de las veredas de la ciudad, colaborar con los arreglos de diferentes plazas, e incluso ayudar en la campaña de vacunación que se lleva a cabo en la ciudad. Sin embargo, aquellos infractores que sean sorprendidos en eventos ilegales, podrán escoger entre abonar la multa o realizar este tipo de trabajos en la localidad.

Sin ir más lejos, esta semana siete personas fueron apresadas por participar de una fiesta clandestina. Todos ellos, en su totalidad adolescentes, optaron por realizar tareas comunitarias. Los plazos de trabajo rondan entre las 10 y las 15 horas, y tienen la posibilidad de dividirlo hasta en siete jornadas diferentes. La medida está vigente para todas las personas mayores de 16 años, ya que debajo de esa línea los jóvenes son legalmente inimputables.