Finalizó el escrutinio: Oberá fue la única que votó un cambio y la UCR logró la victoria tras 26 años

El escrutinio definitivo en Misiones comenzó el jueves a las 8 am y en horas del mediodía concluyó con el 100 % de las mesas escrutadas en el pabellón 3 del Parque del Conocimiento, espacio que fue acondicionado para el Tribunal Electoral de la provincia.

Las mesas de Andresito, Puerto Iguazú, San Antonio y Bernardo de Irigoyen fueron las últimas del recuento, pero no hicieron la diferencia dando una amplia victoria para el Frente Renovador en toda la provincia, excepto Oberá y Colonia Aurora. 

En la segunda ciudad de Misiones, durante el conteo de este viernes, se confirmaron los resultados del domingo, dando victoriosos a Juntos por el Cambio en ambas categorías, Diputados y Defensores del Pueblo convirtiéndose en el único municipio donde el frente opositor consiguió la victoria en la provincia. 

El Frente Renovador además perdió en el municipio costero de Colonia Aurora, territorio manejado por el PAyS cuyo intendente llegó al cargo por ese espacio en 2019, pero a diferencia de su par de San Vicente, no se pasó a la Renovación, razón por la que el Frente Agrario y Social para la Victoria se mantuvo el domingo sobre el oficialismo misionero en los sufragios. 

Cuatro años atrás, en las legislativas de 2017, Juntos por el Cambio fue el más votado para la categoría de diputados en Posadas, Iguazú y Oberá. Además había vencido al oficialismo para concejales en la capital provincial, pero en Oberá y por una diferencia de 134 votos, la Renovación se había quedado con la Defensoría del Pueblo, a cargo de Patricia Nittmann, en ese momento candidata impulsada por el intendente Carlos Fernández.   

Ayer se ratificó a Carlos Bernhardt y Luciana Barella como ganadores de las elecciones por una diferencia de apenas 85 votos, pero suficientes para que el organismo de control quede en manos de la oposición, como debe ser en todo estado equilibrado.

Este hecho, donde un preceptor venció a toda la estructura millonaria y maquinaria propagandística renovadora del ejecutivo municipal y provincial, fue la primera victoria de la Unión Cívica Radical en 26 años, cuando Miguel Oliveras fuera reelecto para intendente en 1995. 

El tiempo dirá si este resultado distinto del 6 de junio en Oberá marcó el inicio de un cambio o no; máxime porque en dos años el actual intendente ya no podrá ser reelecto y la estrepitosa caída de su capital electoral de 18 mil votos en 2019, a menos de 3 mil en 2021 con Juan Carlos Rossberg, le demostraron que no basta con poner a cualquiera para ganar.