Los terapistas le respondieron a Alberto: “No nos relajamos, atendemos en cualquier momento, a cualquier hora”

La Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) se declaró este jueves consternada por las declaraciones del presidente Alberto Fernández en la que aludió a un supuesto relajamiento del sistema sanitario. En un duro comunicado, la entidad le respondió que el personal de salud está “sobreexigido” y “trabajando prácticamente sin descanso” las 24 horas de los siete días de la semana para atender a los pacientes que lo necesiten “cualquiera fuera la patología” que sufren.
Y además le advirtió que lo hacen con salarios no acordes a su tarea , pluriempleo y a riesgo de su propia salud “física y mental”.
“El sistema de salud y el personal de salud no nos relajamos, atendemos pacientes con sus diferentes patologías, entre ellas COVID-19, en cualquier momento, a cualquier hora”, dijo la nota firmada por la presidenta de la sociedad, Rosa Reina y el vicepresidente, Guillermo Chiappero.
Y añadió: “Es nuestra responsabilidad como personal de salud e intensivistas darle respuesta a cada paciente, utilizar todo el sistema de salud para brindar tratamiento y recuperación a cada paciente, cualquier fuera su enfermedad”.
“No abrimos las puertas, las puertas de las instituciones de salud están siempre abiertas, las 24 horas de los siete días de la semana. Y el personal de salud estamos de pie para atender a los pacientes, cualquiera fuere la patología que esté sufriendo, las 24 horas de los siete días de la semana”. indicó.
“Sin descanso”
El comunicado alertó que “en esta pandemia el sistema sanitario está sostenido por este personal de salud que está sobreexigido, con mayor carga laboral, trabajando más horas, prácticamente sin descanso, muchos con pluriempleo, con remuneraciones no acordes a la responsabilidad laboral”.
“Sin embargo seguimos trabajando las horas que fuere necesarios, los días que fueren necesarios, por sobre nuestra propia salud física y mental, porque es lo que debemos y queremos hacer, es nuestro trabajo, nuestra vocación”, prosiguió.
Y concluyó: “Escuchar estas palabras nos impacta profundamente, máxime en estos momentos tan dramáticos, donde el personal de salud está dando todo para sostener el sistema sanitario y poder brindar todos los cuidados a cada paciente que lo necesita, que nos necesita, como sistema y personal de salud. Porque el sistema de salud ES el personal de salud”.
Qué dijo Alberto Fernández
Al anunciar las nuevas restricciones que regirán desde este viernes, el presidente dijo que hubo un relajamiento general en el país y señaló que esa situación se trasladó incluso al sector sanitario.
Este jueves, en declaraciones radiales, el jefe de Estado dijo que “de ningún modo” habló “del relajamiento de los médicos”.
“Con el personal de salud solo gratitud tengo, habría que hacerles un monumento al esfuerzo de esa gente”, dijo en diálogo con Radio 10. “Hablé del relajamiento de las clínicas, que creyeron que era un buen momento para avanzar en atenciones quirúrgicas que en otro momento suspendieron”, indicó.
Las palabras del presidente se conocieron cuando el sistema de salud, y en especial las terapias intensivas, se encuentran bajo el riesgo latente de un desborde ante el explosivo aumento de los casos de coronavirus. Este jueves se registraron 24.999 casos y 383 muertes, según cifras oficiales.
Más críticas
A las críticas se sumó la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina y la Cámara de Entidades de Diagnóstico y Tratamiento Ambulatorio. En un comunicado conjunto, ambas entidades repudiaron “enfáticamente” las declaraciones del mandatario que según afirmó “no sólo fueron sorpresivas sino que lastiman a este sector”.
La nota advirtió que “fue el propio Gobierno, a través del Ministerio de Salud, quien autorizó a nuestro sector, en octubre de 2020, a atender consultas y cirugías programadas”.
Y añadió: “En nuestro país, mueren cada año 100.000 personas por enfermedades cardiovasculares y 30.000 por cáncer. Sumadas ambas, el doble de muertes de las que produjo la pandemia hasta ahora”.
“Pretender que neguemos la atención para que las camas se destinen exclusivamente a los pacientes con Covid denota un profundo desconocimiento sobre la salud pública. No podemos dejar de atender a quien lo necesita, aunque no tenga Covid. Las cirugías programadas involucran tratamiento del cáncer, afecciones cardiacas, traumatológicas, el dolor y la gineco obstetricia, entre otras”, indicó.
Y cuestionó: “Los que nunca pudieron resguardarse en su casa, los que se contagiaron trabajando, los que hicieron turnos reforzados dado que el número de terapistas, enfermeras y kinesiólogos no alcanza para esta catástrofe, los que recibían de la gente cálidos aplausos, los que apretaron los dientes para sobreponerse al miedo y seguir poniendo el pecho, ahora reciben frases peyorativas”.
“Nos consta el esfuerzo y el trabajo que realiza, en todos los sentidos, el Gobierno nacional para enfrentar esta dura pandemia, pero no es menor al esfuerzo que encaramos los prestadores de salud privada, aún en la drástica crisis económica que golpea a nuestro sector. NO ESTAMOS RELAJADOS. Por el contrario, estamos alerta, atentos y preparados, luego de más de un año de experiencia en el tratamiento de esta pandemia”, concluyó.