Pigerl propuso crear la policía Anti Maltrato Animal y una línea telefónica de denuncias

El diputado provincial Rafael Pereyra Pigerl, impulsó un Proyecto de Ley  para crear la “División de Policía Anti maltrato Animal y creación de la línea telefónica de emergencia “ANTI MALTRATO ANIMAL”, para denuncias por delitos contemplados en la Ley Nacional N° 14.346 y ccs.

 

PROYECTO DE LEY

LA CÁMARA DE REPRESENTANTES DE LA PROVINCIA

SANCIONA CON FUERZA DE

LEY

 

CAPITULO I

DIVISION POLICIA ANTI MALTRATO ANIMAL

 

ARTÍCULO 1.- Sustitúyase el artículo 13 de la Ley XVIII N° 22 (antes Ley 3389), el que queda redactado de la siguiente manera:

ARTÍCULO 13.- Como Policía de Seguridad le corresponde:

  1. a) prevenir y reprimir toda perturbación del orden público, garantizando especialmente la tranquilidad de la población, contribuyendo con el mantenimiento y obtención de la paz y convivencia social;
  2. b) resguardar la vida, los bienes, las cosas y los derechos de la población y el Estado;
  3. c) actuar dentro del marco de la responsabilidad para asegurar el orden constitucional, la vigencia de los poderes de la Provincia, el libre ejercicio de los derechos cívicos y de las instituciones políticas;
  4. d) proteger los menores de edad, impidiendo su vagancia, apartándolos de los lugares donde esté prohibida la permanencia de los mismos y reprimiendo todo acto dañoso para la salud física o moral, en la forma que la legislación establezca, debiendo ser puesto a disposición de los padres o autoridad competente, cuando sean aprehendidos en tales circunstancias. Cooperar con las entidades públicas y privadas que ejerzan la acción social y educativa en materia de minoridad;
  5. e) recoger las personas dementes o con aparentes signos de demencia que deambulen por los lugares públicos, entregarlos a sus parientes, curadores o guardadores o cuando carezcan de ellos, a los establecimientos creados para su atención, dando intervención a la justicia cuando corresponda. Detener a los dementes peligrosos, para su internación en los centros asistenciales, previa actuaciones administrativas cuando no sean autores de hechos delictuosos, en cuyo caso dará intervención a la Justicia. Los establecimientos oficiales o mantenidos en todo o parte con recursos del Gobierno de la Provincia, tendrán obligación de recibir a los dementes que les confíe la Policía Provincial, sin que pretexto alguno sea causa para que se niegue su admisión;
  6. f) regular y controlar el tránsito público en el ámbito de su jurisdicción y aplicar las disposiciones que lo rigen. Adoptar disposiciones transitorias cuando circunstancias de seguridad y orden público lo impongan;
  7. g) llevar el Registro Provincial de Armas conforme a las Leyes que reglamenten su ejercicio;
  8. h) proveer servicios de “Policía Adicional” dentro de la jurisdicción en los casos y formas que determine la reglamentación;
  9. i) proveer la custodia policial del Gobernador de la Provincia adoptando de por sí todas las medidas de seguridad que sean necesarias;
  10. j) proceder a la verificación de automotores y moto vehículos, en toda la Provincia, disponiendo para ello de oficinas y personal especializado.

La Policía de Seguridad se subdivide en Policía Anti Maltrato Animal y le corresponde prevenir, investigar y reprimir los delitos tipificados en la Ley Nacional N° 14.346 y  ccs del Código Penal.”

 

ARTÍCULO 2.- Autorízase al Ministerio de Gobierno a establecer la estructura orgánico-funcional de la División Policía Anti Maltrato Animal. Asimismo,  a suscribir convenios con organizaciones no gubernamentales, fundaciones o instituciones públicas o privadas para que  brinden refugio a los animales rescatados en los procedimientos.

 

CAPITULO II

LINEA TELEFONICA DE DENUNCIAS DE MALOS TRATOS  O CRUELDAD ANIMAL

 

 

ARTICULO 3.- Créase la línea telefónica de emergencia “ANTI MALTRATO ANIMAL”, que recibe denuncias por delitos contemplados en la Ley Nacional N° 14.346 y ccs del Código Penal, sobre acciones de malos tratos o crueldad animal.

 

ARTICULO 4.- Recibida la denuncia la Línea activa el  contacto con la Policía que da intervención inmediata a la División  Anti Maltrato Animal  que corresponda, a fin de que intervenga en la situación.

 

ARTÍCULO 5.- La División Anti Maltrato Animal debe apersonarse inmediatamente, acompañada de un médico veterinario, en el domicilio o lugar señalado en la denuncia,  a fin de verificar las circunstancias denunciadas y adoptar las medidas procesales pertinentes.

 

 

CAPITULO III

DISPOSICIONES FINALES

 

 

ARTÍCULO 6.- Autorizase al Poder Ejecutivo Provincial a efectuar las adecuaciones presupuestarias que resulten necesarios para atender las erogaciones que demande el cumplimiento de la presente Ley.

 

 

ARTÍCULO 7.- El Poder Ejecutivo reglamentará la presente ley dentro de los ciento ochenta (180) días contados desde su promulgación. La División Policía Anti Maltrato Animal entrará en funciones dentro del plazo de doce (12) meses de la entrada en vigencia de la presente ley.

 

ARTÍCULO 8.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

,FUNDAMENTOS

 

                   El presente proyecto de ley pretende sustituir  el artículo 13 de la Ley XVIII N° 22 (antes Ley 3389), creando dentro de la Policía de Seguridad, la División Policía Anti Maltrato Animal.

                   simismo crea la Línea telefónica de emergencia “ANTI MALTRATO ANIMAL”,  destinada a ser un canal más, además de las comisarías y fiscalías, para recibir denuncias por actos contemplados en la Ley Nacional N° 14.346 y ccs del Código Penal,  sobre acciones humanas que provoquen malos tratos o crueldad animal.

                   La DECLARACION UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LOS ANIMALES del año 1977 adoptada por la ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS (O.N.U.) y por la ORGANIZACION DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA EDUCACION, LA CIENCIA Y LA CULTURA (U.N.E.S.C.O.) en su artículo 3º dispone que ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles y que si es necesaria la muerte de un animal, ésta debe ser instantánea, indolora y no generadora de angustia. Asimismo, el artículo 5º establece que todo animal perteneciente a una especie que viva tradicionalmente en el entorno del hombre tiene derecho a vivir y crecer al ritmo y en las condiciones de vida y de libertad que sean propias de su especie y que toda modificación de dicho ritmo o dichas condiciones que fuera impuesta por el hombre con fines mercantiles es contraria a dicho derecho.

La publicacion “Para el Código Civil Argentino los animales no son sujetos de derecho” , de Luis Segovia 17/09/2019, hace unas síntesis de la evolución de las leyes que brindan protección a los animales y de la forma jurídica en la que fueron considerados.

 “Desde el punto de vista formal, podemos decir que la primer ley de derecho animal en Argentina fue sancionada en el año 1891, conocida como la ley Sarmiento, promovida en ese momento el diputado Sarmiento, pero con la autoría intelectual de Ignacio Albarracín, el primer animalista del país, muy recordado. Si uno lee un poco sobre la vida de él, observa que este debate a fines del siglo XIX ya era llevado a cabo con tantas ansias, con tanta actualidad, que sorprende; lo que hoy parece actual ya se debatía hace más de un siglo.

La ley Sarmiento tuvo cincuenta años de vigencia hasta la década del 40 del siglo XX, en donde se sanciona la actual ley, que rige todavía. La Ley de Protección de Animales es una ley penal, para protegerlos del maltrato y de la crueldad, pero a nivel legal y formal, no hubo más avances después de esa ley.

En el derecho penal viene siendo debatido, ya que no son sujetos derecho, pero merecen una protección porque son objetos de interés de la protección del hombre, es decir, cosas que el hombre quiere proteger, entonces se sancionan leyes penales en ese efecto; pero no porque tengan derechos en sí mismos, eso todavía no ha llegado a la legislación de nuestro país, si bien a nivel judicial se lo reconoció, en las leyes todavía no tenemos ese marco y para tenerlo tenemos que reformar el Código Civil, donde se los considera cosas a los animales.

Incluso la última sanción del Código Civil Argentino sigue diciendo que hay dos sujetos de derecho, las personas humanas y las jurídicas, y después están las cosas, es decir, no hay sujetos de derechos no humanos, a diferencia de otras doctrinas jurídicas en el mundo, como el Código Civil Francés, que declara formalmente el derecho de los animales. En nuestro país no tenemos, a nivel legislativo, esa declaración de derecho de los animales, pero sí tenemos una recepción en la jurisprudencia. Desde el año 2017, se declaró a nivel judicial que los animales tienen derechos y fue el caso de la famosa orangutana Sandra.

Sandra vivía en el Eco Parque de Buenos Aires y una asociación protectora de animales pidió su libertad a través del mecanismo del habeas corpus, que es un recurso rápido para poder exigir la libertad de las personas que son privadas ilegítimamente de su libertad, es decir para las personas humanas; sin embargo, en este caso se utilizó para pedir la libertad de un animal y tanto la primera instancia, como la Cámara de Casación Penal, le hicieron lugar.

Se presentó en el foro penal justamente porque es un tema de libertad, se le consiguió el hábeas Corpus y en el fallo se establece que le otorgan el derecho, no porque sea un objeto que merezca nuestra Piedad o nuestro sentimiento de protección, sino porque tienen derechos por sí mismos.” …

Por aplicación de la  Ley  nacional 14.346 de Protección de los Animales contra el Maltrato y los Actos de Crueldad Animal, se  han generado pocas decisiones judiciales de  importancia, en 2013, por ejemplo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) confirmó una condena de 11 meses de prisión por actos de crueldad contra un animal.

       En  agosto de 2015, la Justicia de Santiago del Estero registró su primera condena por maltrato animal, al obligar a una mujer a realizar tres meses de trabajo comunitario por asesinar a cuchillazos a un perro de raza pitbull que se peleó con su mascota.

                   La Ley nacional 14.346 reprime con prisión de quince días a un año, el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales y detalla los actos que considera maltrato, ejemplo: no alimentar en cantidad y calidad suficiente a los animales domésticos o cautivos; azuzarlos para el trabajo mediante instrumentos que, no siendo de simple estímulo, les provoquen innecesarios castigos o sensaciones dolorosas; hacerlos trabajar en jornadas excesivas sin proporcionarles descanso adecuado, según las estaciones climáticas; emplearlos en el trabajo cuando no se hallen en estado físico adecuado, y otros

       Y considera actos de crueldad por ejemplo: practicar la vivisección con fines que no sean científicamente demostrables y en lugares o por personas que no estén debidamente  autorizados para ello;  Mutilar cualquier parte del cuerpo de un animal, salvo que el acto tenga fines de mejoramiento, marcación o higiene de la respectiva especie animal o se realice por motivos de piedad;  Intervenir quirúrgicamente animales sin anestesia y sin poseer el título de médico o veterinario, con fines que no sean terapéuticos o de perfeccionamiento técnico operatorio, salvo el caso de urgencia debidamente comprobada;  Abandonar a sus propios medios a los animales utilizados en experimentaciones; causar la muerte de animales grávidos cuando tal estado es patente en el animal y salvo el caso de las industrias legalmente establecidas que se fundan sobre la explotación del nonato, entre otros actos.

                   A su vez el Código Penal  en su CAPITULO VII-Daños, Art. 183 establece que  será reprimido con prisión de quince días a un año, el que destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble o un animal, total o parcialmente ajeno, siempre que el hecho no constituya otro delito más severamente penado. Y en su artículo 184 agrava la pena de prisión bajo determinadas circunstancias.

                   El  Decreto 1088/2011 crea el “Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos”.

                   Diariamente asistimos a publicaciones periodísticas de casos de maltrato o crueldad animal, muchas veces la gente que se siente impotente porque no sabe dónde recurrir lo hace público por las redes sociales sensibilizando así a los semejantes.

                   Hiere la sensibilidad humana relatar los  casos de maltrato o crueldad a animales que conocemos porque se hicieron público por los diarios o canales de televisión, por eso  evito detallarlos y me respaldo en la memoria de cada uno.

                   Creo que ante tanta insensibilidad de los seres humanos y dado que la jurisprudencia le ha dado a los animales la figura de persona no humana, propongo crear una división especial dentro de la Policía de la Provincia dedicada exclusivamente a prevenir, investigar y reprimir los malos tratos y la crueldad hacia los animales, en el afán que los sumarios elevados sean instruidos y los culpables reciban el peso de la justicia.

                   Por estos breves fundamentos y otros que serán vertidos en tiempo oportuno solicito a mis pares su voto afirmativo.