El auto que trasladó a Alberto Fernández adeuda más de $ 600.000 en infracciones de tránsito

El automóvil que trasladó al presidente Alberto Fernández de Casa Rosada al Congreso de la Nación adeuda más de $ 600.000 en infracciones de tránsito, según surge del sitio web de la Ciudad de Buenos Aires.

Se trata del Toyota Corolla perteneciente a la flota presidencial, con chapa patente AA342AV, que tiene una deuda impaga por $ 616.200, que si llegara a pagar este mismo lunes con descuento tendría una importante bonificación de $ 181.350 y achicaría el monto hasta $ 434.850.

El vehículo, de color gris oscuro, en el que viajó el jefe de Estado junto con su vocero Juan Pablo Biondi en un breve recorrido de diez cuadras, tiene 67 multas sin pagar, desde 2017, año en el que fue patentado, hasta la actualidad. En todo ese período, antes y después de que Fernández fuera jefe de Estado, no pagó ninguna multa.

El auto que acompañó a Fernández, siempre por detrás y también perteneciente a la flota presidencial, también tiene una deuda muy elevada con la Ciudad. El también modelo 2017, de color gris oscuro y patentado AA249KK, debe $ 376.350, que podrían achicarse a $ 315.900 si se pagara durante el mismo día en el que fue realizada la consulta por su deuda.

Fernández dijo que no se dejará “aturdir” por “críticas malintencionadas”

El presidente Alberto Fernández aseguró este mediodía que no llegó a la Casa Rosada para dejarse “aturdir por las críticas malintencionadas” de sectores de la oposición.

“Ningún gobierno puede no cometer errores, pero todo gobierno sensible debe corregir esos errores para desterrar cualquier indicio de privilegio”, destacó Fernández.

Ante la Asamblea Legislativa, sostuvo: “No llegué a la presidencia para ser sordo a las críticas bien intencionadas, como tampoco para dejarme aturdir a las críticas malintencionadas”.

Según dijo el Presidente ante la Asamblea Legislativa, “la pirotecnia verbal solo confunde”.

El vehículo, de color gris oscuro, en el que viajó el jefe de Estado junto con su vocero Juan Pablo Biondi en un breve recorrido de diez cuadras, tiene 67 multas sin pagar, desde 2017, año en el que fue patentado, hasta la actualidad. En todo ese período, antes y después de que Fernández fuera jefe de Estado, no pagó ninguna multa.

El auto que acompañó a Fernández, siempre por detrás y también perteneciente a la flota presidencial, también tiene una deuda muy elevada con la Ciudad. El también modelo 2017, de color gris oscuro y patentado AA249KK, debe $ 376.350, que podrían achicarse a $ 315.900 si se pagara durante el mismo día en el que fue realizada la consulta por su deuda.

Iprofesional