Piden que se revean aumentos en cuotas y se reanuden las prácticas en la carrera de enfermería del IPESMI

(Prensa PAyS). A través de un proyecto de comunicación, la diputada provincial Giuliana Perini, del Partido Agrario y Social (PAyS), solicitó al gobierno provincial que convoque a una mesa de dialogo entre autoridades y representantes estudiantiles de la Tecnicatura en Enfermería del IPESMI (Instituto de Estudios Superiores de Misiones), quienes reclaman que se reanuden las prácticas y se revea el aumento de las cuotas para el ciclo lectivo 2021, que consideran excesivo.

La legisladora refiere que a causa de las modificaciones producidas en el contexto de pandemia, fueron varios los cambios impuestos por el instituto a los estudiantes en la dinámica educativa. La modalidad de enseñanza exclusivamente virtual fue la modificación más importante y afectó de manera particular a quienes eligieron la carrera de Enfermería, ya que perdieron la oportunidad de cursar y rendir las materias prácticas.

Agrega que en este contexto y sumado a la perdida de las clases, “el IPESMI en ningún momento detuvo el aumento de los aranceles mensuales, requisito obligatorio para el cursado de la carrera”. Y explica que, de acuerdo con los estudiantes, “fueron agotados los recursos disponibles a los fines de expresar su descontento ante de la falta de respuestas y soluciones concretas”, tanto con la modalidad adoptada por la institución como con la indiferencia manifestada por las autoridades educativas ante los reclamos por la suba en el valor de las cuotas.

Perini señala que esta semana los alumnos enviaron a los directivos de la entidad una nota en la que expresaron el disgusto que causó el incremento abrupto de la cuota mensual, que se implementó sin ningún previo aviso. Detalló en ese sentido que durante el último año la suba de las cuotas superó el 50 por ciento anual. El más reciente se produjo en febrero de 2021, cuando el valor pasó de $3.785 a $5.150.

En los fundamentos del proyecto de comunicación, la diputada del PAyS indica que desde 2020 los estudiantes se han movilizado con la esperanza de obtener alguna respuesta o explicación por parte de la institución ante la falta de clases prácticas, la imposibilidad de poder avanzar en la carrera y el aumento desmedido y periódico sin previa notificación de los aranceles.

“A sabiendas que el IPESMI es una institución de educación privada y por lo tanto autónoma en lo que respecta al manejo de la Institución, consideramos que no es motivo suficiente para el atropello y la indiferencia experimentada por los estudiantes en los últimos meses.Esta situación que da como resultado que a muchos estudiantes se les quite el derecho a la educación por no poseer la cuota de este mes y alejando de su vocación a jóvenes que no saben si en un futuro podrán pagar la cuota ya que la institución no posee un arancel fijo”, expresa.

Precariedad educativa

Los estudiantes de Enfermería del IPESMI manifestaron por medio de una nota que durante 2020 “no se nos brindó condiciones educativas apropiadas, desde profesores poco capacitados para el mundo virtual hasta profesores que durante el año no se tomaron la molestia de tener algún mínimo contacto con los alumnos”.

Recordaron que formalizaron el pedido de que se les otorgue un descuento en la cuota mensual, atendiendo que ni cursaban presencialmente ni se utilizaban las instalaciones del establecimiento educativo: “nosotros como alumnos comunicamos estas inquietudes durante el año al personal de la institución pero no tuvimos respuestas”, lamentaron.

También solicitaron que las autoridades gestionen las practicas hospitalarias para poder completar la parte práctica de materias que son de modalidad teórico-práctico, ya que, sin poder completar estas instancias de aprendizaje, que son de suma importancia, no pueden avanzar en la carrera.

Por otra parte, como estudiantes solicitaron que el instituto se adhiera a las becas Progresar y Profane, ya que éstas pueden ayudar a solventar la cuota y los materiales que necesitan para estudiar.

Para los alumnos de Enfermería la cuota a pagar no es la adecuada para la calidad educativa que reciben: “las instalaciones no se usan para nada y las practicas hospitalarias cada vez parecen más lejanas, lo que da como resultado que muchos estudiantes nos estanquemos en la carrera sin la posibilidad de salir al mundo laboral a contribuir en estos momentos que tanta falta hace el personal de enfermería en los hospitales”.

“Estamos hartos. Pretendemos una audiencia con la defensora del pueblo y queremos realizar una sentada para que esto se haga público. Necesitamos que nos escuchen. Somos rehenes del IPESMI. Hacen lo que quieren con nosotros. Hay compañeros que están vendiendo milanesa de pollo para poder pagar la cuota, excelentes alumnos que están pensando en abandonar la carrera porque ya no pueden más”, expresaron los estudiantes en la nota, que fue presentada días atrás a los directivos de la entidad.