“¿Notaste el aumento abusivo de los tributos municipales?”

Ese fue el planteo de la concejal del PRO, Mara Frontini respecto a las quejas de contribuyentes que recibieron aumentos excesivos en sus tasas municipales por servicios que, en muchos casos, son deficientes como ser calles en pésimo estado, mala iluminación, etc.  como es el caso de una contribuyente sobre calle Belarus cuya calle terrada es intransitable en días de lluvia (como estos), pero le vino 140% de tasas en la última boleta. 

ver:

Vive sobre una calle intransitable y le aumentaron 140% las tasas municipales en un año

 

En ese sentido, la edil recordó que el incremento no debe superar el 35% (aumento que ella misma aprobó) e hizo saber a los afectados por las subas que está a disposición un número de teléfono:

“Debido a que varios vecinos manifiestan montos excesivos de los tributos municipales, les comunicamos que la Ordenanza General Tarifaria (O.G.T) 2021 autoriza un incremento del 35 % en las tasas y derechos municipales, acorde a la inflación. Si tu tasa supera esa cifra comunícate con nosotros al 3755 -714653”, comunicó. 

Días atrás Frontini visitó el negocio de una contribuyente en Villa Cristen que padece inundaciones con cada lluvia debido al desnivel y la falta de cordón cuneta.
“Esperemos que pronto el sector de obras publicas, del ejecutivo municipal pueda brindarle una solución”, expresó.

 

En realidad, la concejal (que cobra un sueldo del estado) en lugar de haber levantado la mano el año pasado para subir impuestos (mentalidad populista), debería presentar una reforma fiscal y del gasto público municipal ya que Oberá sigue espantando empresas (que se van) por cobrar 10 veces más tasas que su vecina Guaraní, pero con servicios pésimos. 

Estos impuestos (denominados tasas para alumbrado, barrido y limpieza) tienen por objetivo cubrir gastos de recolección de residuos, el alumbrado público y el barrido, aunque éste último sólo se hace en el centro y las avenidas principales. 
Respecto a la iluminación, la gran mayoría de los contribuyentes se pasan décadas pagando para tener un “foquito” en la esquina que ilumina poco y nada. En cuanto a la recolección de basura, a diferencia de otras localidades, no hay políticas serias que fomenten la separación y posterior reciclaje como lo hace Apóstoles, Montecarlo, Iguazú, Posadas, Reconquista, Rafaela, etc, aún cuando Oberá fue pionera en la región hace 25 años con una planta que sigue abandonada.
 
ver
 
 
El municipio además de cobrar tasas, recibe coparticipación nacional y este año con un presupuesto de 1.300 millones, dispone de más de 100 millones de pesos por mes que debe destinar, además de pagar demasiados sueldos (más de 1200 empleados), a obras de infraestructura, aunque por estos días lo que se ve son sólo calles de tierras mal arregladas y empedrados con baja calidad como el recientemente hecho en calle Puerto Nuevo altura Antártida Argentina, que hacen recordar a la época de curro del ex intendente Ewaldo Rindfleisch. 
 
Las colectoras de las rutas 14 y 5 están en estado de abandono, sin iluminación ni pavimento y con barro que termina arriba del asfalto de las arterias. Sin embargo y como paradoja, sobre estas dos vías carentes de infraestructura adecuada, se encuentran grandes empresas que pagan muchos impuestos nacionales, provinciales y municipales. La falta de colectoras adecuadas, sobre todo a la altura de la recientemente asfaltada avenida Gendarmería Nacional, obliga al tránsito a pisar la ruta con sus frecuentes accidentes en la zona del supermercado El Cóndor y la YPF. Lo mismo ocurre en la ruta 5 que ni banquinas tiene. ¿A dónde van todos los impuestos que dichas empresas asentadas sobre las colectoras de la ruta 14 y la 5?… ¿Sólo a pagar sueldos?. Estos temas deberían ser abordados por los concejales con proyectos a la altura, no solo levantar la mano para aprobar aumentos.   

 

 

No hay ninguna descripción de la foto disponible.