Niña de 6 años con parálisis cerebral, microcefalia y epilepsia: “Pido ayuda por mi hija… su pensión por discapacidad no alcanza”

Valeria Piñero vive con su hija Gisela, de 6 años que padece parálisis cerebral, microcefalia y epilepsia en Fracrán, paraje de San Vicente.


Hace cuatro meses inició los trámites en la Dirección de Acción Social de la Municipalidad porque no cuenta más con obra social y su hija requiere insumos y controles médicos.

“Hasta ahora no vinieron a verla, y cada vez que necesito algo, tengo que viajar 40 kilómetros de distancia hasta San Vicente con Gisela, porque vivo sola. Estoy separada de su papá, y no tengo con quien dejarla. Ella no tiene andador ni silla, y hay que llevarla alzada todo el trayecto en el colectivo, y cuando crezca será más difícil todavía”, expresó.

Desde hace dos meses Valeria Piñero no recibe los insumos para Gisela (por el municipio le suspendió la ayuda), a la que le corresponden 90 pañales por mes y varios paquetes de leche especial. Además de los medicamentos para la epilepsia que debe tomar durante toda su vida.

“Pido ayuda por la delicada situación de mi hija. Hace cuatro años que ella está completamente a mi cargo y tenemos que arreglarnos con lo que cobro de su pensión por discapacidad, que no alcanza para mucho. Los pañales son carísimos y la leche también, creo que la gente de Acción Social de San Vicente debería ocuparse, moverse más en la asistencia de las personas discapacitadas. Gisela necesita sesiones de kinesiología, que antes de la pandemia tenía dos veces por semana; después se cortó, y es muy importante para su rehabilitación”, manifestó con preocupación la joven madre.