Perini insiste con la necesidad de crear hospitales veterinarios públicos

A raíz de un episodio ocurrido el último fin de semana, la diputada provincial Giuliana Perini (PAyS) relató en las redes sociales la odisea que debió atravesar para poder salvar la vida de su mascota e insistió en la imperiosa necesidad de que la provincia cuente con centros veterinarios públicos para la atención de emergencias.
La publicación, que se popularizó velozmente en las redes, refleja lo ocurrido con “Mambaca”, la perra perteneciente a la diputada Perini , que tras morder accidentalmente a un anfibio, vio gravemente afectado su sistema nervioso. “El sábado a la noche, estando en Candelaria, nos descuidamos dos segundos y Mambaca vió un sapo, lo molestó y éste se defendió largando el veneno o toxina que tienen en el lomo. A los 10 minutos Mambaca comenzó a manifestar los síntomas que produce la bufotoxina, propia del sapo, que ataca el sistema nervioso. Salivación, fiebre, mareo, y, lo más grave, respiración muy dificultosa. Cuando advertimos los primeros síntomas, lavamos su hocico y salimos a buscar un veterinario. En un momento su corazón y su respiración se pararon. Me bajé del auto, la acosté en la vereda y comencé a internar reanimarla con masajes y golpes, aún sin conocimiento, en un intento desesperado por evitar que muriera en mis brazos” relató Perini.
Luego de esta dramático instante, un veterinario candelariense logró reanimar a la perra y hacer que vuelva a respirar. Entonces su dueña decidió llevarla a Posadas. Allí el animal comenzó con convulsiones y vómitos, pero pudo recibir atención en una conocida veterinaria capitalina. “El veterinario me explicó que la perra no se iba a poder quedar internada, ya que debido a los escraches que reciben los profesionales, la veterinaria ya no trabajaba más las 24hs. Empecé a llamar desesperadamente a veterinarias. No me quedó veterinaria sin llamar en Posadas y como vivo en Oberá también llamé a todas las de Oberá. Pero como dije, debido a la ola de escraches y malos entendidos que tuvieron los veterinarios, habían decido no atender urgencias” añadió la legisladora.
Este episodio que le tocó vivir con su propia mascota, para Perini “es uno de los tantos que ocurren día a día sin que exista un centro veterinario público que pueda dar respuestas especialmente a las urgencias y principalmente a las personas que no cuentan con recursos suficientes para pagar emergencias en veterinarias privadas”.
En 2019, la diputada del PAyS presentó un proyecto de ley para la creación de un Centro Veterinario de Misiones y sus correspondientes centros móviles. “En 2021 vamos a insistir con este proyecto porque resulta evidente que existe una necesidad muy importante al respecto” afirmó.
Así mismo, Perini reflexionó en torno a la situación de las y los profesionales de la veterinaria que se vieron obligados a dejar de asistir urgencias por fuera del horario habitual de atención.
“Me solidarizo con todos los veterinarios que hacen hasta lo imposible por sus pacientes. También, comprendo la tristeza de aquellos que perdieron a sus mascotas. Pero debemos entender que las denuncias siempre deben ser de manera formal y seria. Los escraches en redes sociales solo llevan a peores cosas como la decisión de no atender urgencias. Y eso quiere decir no tener la posibilidad de salvar la vida a nuestras mascotas en alguna emergencia” finalizó Perini.