Condenaron a María Ovando a 20 años de prisión por cómplice de abusos múltiples y facilitadora de corrupción de menores

Alrededor de las 10 horas de este miércoles el tribunal Penal Uno dictó su fallo en la causa que se inició en el año 2015. “Se terminaron los privilegios de Ovando” sostuvo el fiscal Federico Rodríguez en dialogo con RADIO STOP, mostrándose así conforme ante la sentencia. La fiscalía había solicitado penas de entre 22 y 15 años de cárcel.

Se conoció la sentencia del juicio contra María Ovando (44), Marcos Laurindo (24) y Lucas Ferreira (24), acusados de hechos de abuso sexual cometidos en perjuicio de una hija y una nieta de la mujer. El tribunal Penal Uno dictó este miércoles su fallo: Condena de 20 años para María Ovando, 18 para Marcos Iván Laurindo y 12 para Lucas Sebastián Ferreira (24).

Alrededor de las 10 horas por secretaría se procedió a la lectura del fallo del tribunal presidido por la magistrada Lyda Gallardo e integrado por María Teresa Ramos y Eduardo Jourdan (subrogante).



A esta instancia decisiva se llegó después de seis jornadas de intenso debate oral y luego de una ronda de alegatos con marcadas disidencias entre la fiscalía y las defensas de los imputados.

Ovando, absuelta en 2012 por la muerte de su hija, estaba acusada de consentir los abusos de una hija y una nieta, hechos que le endilgan a los dos jóvenes, quienes se encontraban detenidos hace cinco años con prisión preventiva.

Tras conocerse la sentencia se registraron incidentes e insultos y hasta pintadas en contra del Fiscal Federico Rodríguez por parte de la Secretaría de Derechos Humanos y movimientos sociales que asistieron al juicio, en respaldo a Ovando. En declaraciones exclusivas a RADIO STOP el letrado fue contundente al señañar “se terminaron los privilegios de Ovando”.

“Estoy conforme, hay solo una pequeña diferencia en la pena – en referencia a los 2 años – que no será materia de agravio en la Fiscalía”. El pedido consistió en 22 años de prisión y detención inmediata para Ovando como cómplice primaria de abusos múltiples, dos casos gravemente ultrajante, y partícipe o facilitadora de corrupción de menores, mientras que para Laurindo y Ferreira solicitó penas de 18 y 15 años de cárcel, respectivamente, al considerarlos coautores de los mismos delitos.

Para el fiscal, los hechos investigados ocurrieron entre agosto de 2013 y marzo de 2015, mientras las niñas víctimas se encontraban bajo la guarda de Ovando, y consideraba que todas las pruebas recolectadas en el caso corroboraron lo sucedido.