Misionero robó una heladera llena de comida con una carretilla

El individuo fue descubierto cuando escapaba con la carretilla. No pudo justificar su presencia en el lugar ni el motivo de su conducta.
Robó una heladera llena de comida y lo detuvieron cuando se la llevaba en una carretilla
Un ladrón de 39 años robó una heladera llena de comida de una vivienda precaria en una carretilla, pero los efectivos policiales lo descubrieron in fraganti.

El acontecimiento ocurrió durante la madrugada de este miércoles, en el cruce de las calles 36 y 27 del barrio Patagonia, en Río Gallegos. Para ingresar a la casa, el delincuente de 39 años tuvo que romper la ventana de la residencia.
Su objetivo era revolver el interior del hogar para poder encontrar dinero y objetos de valor. Como no halló efectivo, robó una heladera de 1,70 metros en una carretilla, que según informó La Opinión Austral, había sido preparada especialmente para la ocasión.

Luego rompió la puerta de la residencia y salió con el electrodoméstico que en su interior contenía carne picada, salamín picado grueso, mermelada, caldo de verduras, leche, vino blanco dulce y una botella de gaseosa.

Los policías revelaron al medio santacruceño que el delincuente había aprovechado que el hogar estaba ubicado en un lugar despoblado donde casi no se registra la circulación de vecinos.

Sin embargo, poco después de su hurto el asaltante fue descubierto por miembros de la comisaría séptima de Río Gallegos. Cuando se le tomó declaración, no pudo justificar su presencia en la zona ni la razón de su extraño comportamiento.