Tras duras críticas a veganos, twitteros donaron más de $260 mil para hacerle un asado a niños de Villa Cristen: “Para desarrollarse necesitan la proteína de la carne”

OBERÁ. La campaña para juntar dinero comenzó a partir de una publicación por parte de un grupo de veganos que brindó una merienda libre de alimentos de origen animal, en noviembre de 2019. Este grupo denominado Oberá Health Save, es parte del movimiento mundial Health Save Movement contra el consumo de alimentos de origen animal como la carne, huevos o leche. 

En su cuenta de la red social Instagram, se definen como “Activistas por una alimentación vegana saludable, justicia social y derechos animales”.

A fines del año pasado, realizaron una campaña de donaciones “para poder seguir asistiendo a personas en situación de vulnerabilidad social. Si querés colaborar con nosotrxs, comunícate al privado”, difundió Oberá Health Save. La merienda fue para brindada en el comedor Caritas Felices de Villa Cristen, y se viralizó a traves de Twitter, despertando las críticas bajo el argumento de que esos niños carenciados necesitan de una dieta más nutritiva que incluya derivados de origen animal. 

Pero además, lanzaron una campaña en esa misma red social para juntar dinero que será destinado a “hacerles un asado de carne de res” a esos niños, y en solo un día recaudaron 260 mil pesos. Además acusaron al grupo de vegano de negarse a facilitar el contacto con el comedor en cuestión. 

Yoana Nacimento abrió una cuenta a través de Mercado Pago y junto a otras personas, encabeza la campaña. “Con la plata recaudada vamos a ayudar a Caritas Felices del comedor de Oberá el domingo 23 de agosto”, tuitteó.    

La discusión en las redes despertó comentarios acusatorios de “qué lástima que solo les nace ayudar a los chicos porque le quieren hacer la contra a los veganos, parece que les importa más la competencia que ayudar a los chicos pobres que no tienen para comer”.  

Los organizadores de la iniciativa explicaron que “se hizo viral la imagen del merendero donde estos chicos veganos quieren fomentar su movimiento, la nutrición vegana, sin derivados de animales, sin carne y demás”. Esto derivó en fuertes críticas de la gente bajo argumentos de que “hay chicos que tienen bajos recursos, y que estén fomentando que comer carne y derivados de animales está mal, cuando comen lo que pueden y cuando pueden”.

A raíz de eso “uno (twittero) tiró la idea de hacerle un asado y la gente quiso donar, y se juntó mucha plata que se destinarán a los merenderos de Oberá”, señalaron.  

“La indignación no fue porque le den el alimento vegano, sino por fomentar ese tipo de alimentación en chicos que están creciendo, generándoles un trauma por comer carne. Ellos promueven un estilo de vida “saludable”, para ellos”, analizaron criticando “que le inculquen ese pensamiento a chicos de bajos de recursos, que comer carne o derivados de animal está mal, siendo que quizás es lo único que pueden comer”. Además mencionó que la dieta vegana es costosa: “esos chicos no pueden comprar azúcar de mascabado o semillas chía”. 

Esos chicos “para desarrollarse necesitan la proteína de la carne, necesitan leche, huevos, y si tienen acceso a eso, es lo mejor que pueden consumir. No está mal que le den comidas veganas, pero fomentar ese estilo de vida en personas de bajos recursos, está mal”, finalizaron, recordando que este tipo de grupo suele mostrar videos de mataderos de animales, para poder instalar sus ideas veganas.      

 

 

 

 

Imagen