“La iglesia no es un supermercado, por eso no puede ser igual el protocolo”

POSADAS. A partir de una resolución, desde ayer se permiten las celebraciones religiosas bajo estricto protocolo. Esta semana la Provincia emitió una resolución para celebrar actos en los templos.

En ese sentido, el sacerdote Alberto Barros explicó cómo serán las misas.
A través de una Resolución Interministerial autorizaron el reinicio paulatino y coordinado de las reuniones de las distintas Confesiones Religiosas, iglesias y/o templos en Misiones, y conforme a un estricto Protocolo de Seguridad Sanitario, en el que se contempla que está permitido el desarrollo de celebraciones religiosas única y exclusivamente bajo el cumplimiento estricto de todas las medidas de bioseguridad sanitaria.
El sacerdote Alberto Barros dijo que el aislamiento obligatorio trae consigo “la problemática social, económico, emotivo, psicológico, espiritual”. Consideró positivo “poder volver a celebrar la eucaristía sin los mayores y los niños, que pueden seguir de manera on line desde las casas”, dijo a El Show de los Impactos”. 
El sacerdote explicó por ejemplo que “la iglesia Stella Maris es muy amplia. El tema es mantener la distancia social, el barbijo, que tenga alcohol en gel, trapo de piso con lavandina. Anoche separamos más los bancos. En el caso que se supere esa capacidad, tenemos un patio. La iglesia no es un supermercado, por eso no puede ser igual el protocolo. Los del documento es inaplicable”.
Barros consideró que “hay que tener sentido común, uno habla con gente, médicos. Creo que obviamente hay que cuidar la salud, que no se propague un virus, pero después los cuidados necesarios, hay que aplicarlos con sentido común”.
Estos dos meses de aislamiento obligatorio “ha despertado la revalorización de la familia, la solidaridad; pero también encontrás lo otro, el egoismo, individualismo, el escrache, el miedo no es buen consejero”, consideró.