Obereños ya tienen asientos para regresar de Tailandia

BANGKOK. Así lo confirmó Gonzalo Pedrozo. Finalmente y tras un largo peregrinar con la embajada argentina en Tailandia, lograron reservar dos asientos en el vuelo que partirá el jueves con destino a Buenos Aires. Los jóvenes obereños habían despegado hacia el país asiático antes de declararse la pandemia y tenían los boletos comprados desde mediados del año pasado, pero el día 4 de abril, fecha de retorno a la Argentina, cancillería prohibió el regreso de los ciudadanos quedando varados casi 50 días.

El vuelo será con la aerolínea Ethiopia. “Ya tenemos el lugar en el avión, ahora falta pagarlo, con lo recaudado (de las donaciones hechas en Oberá) voy a ver el tema de un depósito”, contó. 

Tanto Gonzalo como su pareja Romina Rivero agradecieron la colaboración de familiares, amigos, seres queridos y personas de gran corazón: “Agradecemos el apoyo incondicional y la comprensión constante, ya que hemos recibido una gran cantidad de mensajes de buenos deseos y contención en esta situación”, expresaron.

 

Gonzalo y Romina están varados desde el 4 de abril en la ciudad de Bangkok, capital tailandesa. Su vuelo de regreso despegaba a las 1 AM de ese día, pero debido a la pandemia, fue cancelado hasta la fecha dejando a estos obereños y otros tantos argentinos 44 días a su suerte, ya que en la embajada llegaron a decirles que “tenían otros prioridades y el que no paga, no se va”.

“El viaje lo teníamos confirmado a mediados del año pasado”, contó Gonzalo a INFOBER precisando que llegaron al país asiático “semanas antes de declarase la pandemia a nivel mundial, cuando el ministro de salud nacional había dicho que el virus no era ningún peligro”. 

“El 4 de abril estábamos muchos esperando el vuelo (de regreso) que no figuraba cancelado, solo para acercarnos a la mesa del Check In y que nos digan: los argentinos no pueden subir, ni Argentina ni Brasil los acepta”, contó Gonzalo, bajo el argumento de que “Argentina no aceptaba a sus ciudadanos”.

Durante esos más de 50 días, la pareja hizo como pudo “viviendo semana a semana porque siempre la embajada nos hablaba de posibles vuelos (fantasmas) que nunca se llevaron a cabo. Nos mantuvimos solos lo máximo que pudimos”, comentó. 

“Vivimos con lo que podíamos comprar con la tarjeta de crédito, es decir llevarla al límite, siempre cuidando que nos alcance el mes, pagando techo y comida, siempre con el incremento del 30%”.

Gonzalo explicó los ida y vuelta con la embajada argentina en ese país. “En la embajada nos dieron respuestas muy negativas durante todo el tiempo llegando al punto de decirnos que ellos tenían prioridades para llevarnos a casa desde Tailandia (sin importar el supuesto grupo de riesgo y casi afirmando que el que puede pagar se puede ir), y cuando les tuvimos que decir a nuestros familiares que no íbamos a volver porque no nos alcanzaban los fondos, ellos se juntaron, organizaron y dijeron que si, y desde ese momento se pusieron a ayudarnos a recaudar para poder comprar los pasajes”, describió la situación. 

“Hubo una pareja en el 8 de mayo que no pudo subir, por el monto y eran 2, ella estaba embarazada y era grupo de riesgo y el iría junto según la lista del 8. Pero les resultó imposible ir, le comentaron lo del precio a la embajada y su respuesta fue que vaya solo ella, y después vos fíjate cómo volvés”.

Esta semana el gobierno nacional anunció que serán repatriados otros 4 mil argentinos, pero esto no es gratis para los varados que, sino tienen el dinero, no pueden viajar. Esa fue la respuesta que Gonzalo y Romina recibieron. 

Justamente el gobierno argentino anunció que el jueves 21 será el turno de los vuelos de oriente y medio oriente, ya que Ethiopian volará desde Bangkok con 260 pasajeros; LATAM desde Nueva Delhi y Bangkok, con 285 y Qatar Airlines, desde Doha con 281 argentinos; en tanto que un vuelo de Wingo trasladará a 180 pasajeros desde Bogotá, Colombia.

Para colaborar con los coterráneos, hay urnas en Oberá repartidas en diferentes lugares  Dinco 1, Farmacia Los Ángeles y FM El Aire de Integración. Además están organizando un locro en la Iglesia evangélica de las Américas para retirar el 25 de mayo.