¿Cómo pueden los colonos defenderse del robo de yerba?

OBERÁ. En los últimos meses, los habitantes de Misiones y en especial las zonas rurales productivas, han sido víctimas o testigos del incremento de los casos de robos y hurtos en nuestras chacras. Sea por la crisis económica o por el incremento del valor de algunos productos como la yerba mate, la sociedad tiene la clara sensación  que la cantidad de ilícitos rurales se ha disparado. Se realizaron reuniones entre productores y las autoridades a los fines de encontrar soluciones a esta triste realidad. En conclusión, las víctimas, nuestros colonos manifestaron estar desilusionados con las respuestas oficiales. Algunos ya con menos paciencia esbozaron la idea de defender por propia mano sus bienes ante lo que ellos consideran una situación de desamparo. Lo que nos lleva a preguntarnos como debemos actuar ante la comisión de estos delitos. Cuales son las herramientas legales con las que contamos para evitar no ya el delito sino la impunidad y la reiteración del mismo.

Es bueno informar al productor que existen herramientas preventivas y legales para proteger su producción.
En este sentido se ha creado una policía ambiental en la provincia de misiones, destinada a prevenir y a investigar hechos específicos contra la producción de las chacras. Por lo que se puede solicitar su intervención en los casos de que existan sospechas de posibles hechos criminales o de hechos ocurridos. Deberemos ver si este cuerpo especial cuenta con las herramientas necesarias para desempeñar esa nada sencilla tarea. Pero es un comienzo.

En otro orden y a efectos de evitar la “impunidad ” de quienes cometen estos delitos contra la propiedad en nuestro código procesal existe la figura del querellante.

Esta figura incorporada al art. 76 del C.P.P. e introducido por reforma constitucional,permite a la víctima de estos delitos impulsar el proceso, proporcionar al Juez elementos de convicción y fundamentalmente controlar que las causas que se investigan no queden sin justicia y sin el dictado de una condena contra el autor de los hechos.
Cabe recordar que el hurto de yerba o de productos del campo es considerado un hurto simple que prevé una pena de un mes a dos años. Pero, si lo que se hurta son productos separados del suelo o de máquinas o instrumentos de trabajo o productos agroquímicos, fertilizantes o insumos similares dejados en el campo la pena aumenta considerablemente previendo el Art. 163 inc 1 del C.P. una pena máxima de hasta seis años de prisión.

Por eso el productor debe asesorarse y formar parte de estos procesos judiciales para garantizarse el castigo efectivo para quienes se aprovechan de su trabajo.
Por otra parte y teniendo en cuenta una modalidad también muy común en nuestras chacras vale recordar que la pena prevista por robo de ganado es de 2 a seis años de prisión. Pudiendo elevarse considerablemente si fueren más de 5 cabezas de ganado.
Sin dudas hay que informarse y recurrir a profesionales de ser necesario para poder hacer efectivos estos derechos que protegen al productor y su trabajo. Hay que intervenir, participar y reclamar un efectivo cumplimento de la ley. Las herramientas están a disposición.

 

Columna Jurídica del abogado Silvio Contreras