“Yoni” Contreras deja la gerencia del Anses, lo reemplaza Miguel Rendón interinamente

OBERÁ. Así lo confirmó quien fuera, hasta hoy, el titular de la UDAI local, el abogado Silvio “Yoni” Contreras. Este jueves 12 dejó el cargo de Gerente de Anses Oberá, cuya jurisdicción abarca 32 localidades de la Zona Centro. Lo reemplazará de forma interina, Miguel Rendón, empleado de reconocida trayectoria en la institución, hasta tanto las nuevas autoridades nacionales, tras la asunción de Alberto Fernández, nombren al nuevo gerente. Se cree que la UDAI será gerenciada por alguien del espacio de La Cámpora o el Pays.

Contreras inició su administración en mayo de 2016, y llevó adelante investigaciones por irregularidades detectadas que derivaron en denuncias en la justicia federal.

En 2017 denunció las maniobras que llevaban adelante distintas personas, entre ellas funcionarios de la institución, que cobraban por trámites que son gratuitos en San Pedro y San Javier. “Estamos muy abocados en la lucha contra la corrupción y de ninguna manera íbamos a permitir esto”, aseguró en declaraciones radiales en ese momento, agregando “se detectaron trámites por los cuales se estarían cobrando aranceles, además existía la sospecha de que participaban empleados del organismo”.

Un año antes, detectó en la localidad de San Javier la existencia de una oficina que realizaba trámites ante ese organismo de seguridad social sin autorización y cobrando 200 pesos por dichas gestiones. El hallazgo ocurrió cuando viajó a esa localidad para establecer la oficina móvil, que generalmente funciona en algún local de la municipalidad.

“Recorriendo el lugar vimos la oficina, me presenté y comprobé que estaban realizando trámites en forma irregular y lo que es más grave, cobrando 200 pesos por esas gestiones”, contó.

Inmediatamente se procedió a realizar una exposición ante la policía y se elevó el caso al departamento legal de la Anses para iniciar acciones penales contra la persona que cobraba por esos trámites en forma irregular.

En 2018, detectó una nueva irregularidad que involucró a dirigentes del PAyS, partido que hoy tiene un diputado en el Congreso de la Nación. Dos personas beneficiarias del plan “Argentina Trabaja” denunciaron ante la Fiscalía Federal de calle San Martín casi Libertad al personal de un cyber que estaba ubicado en calle Azcuenaga operaba para el Partido Agrario y Social (Pays) liderado por el ahora diputado nacional Héctor “Cacho” Bárbaro por extorsiones y la figura de defraudación a la administración pública.

Todos los meses los beneficiarios del plan recibían un mensaje donde les exigen el pago de 500 pesos como “aporte a la causa” además de la obligación de militar en el partido y asistir obligatoriamente a las reuniones donde “se toma lista”. A los que se atrasan les cobraban intereses y si no militan otros 200 pesos.