Balance sobre la Fiesta: “todos los días deberían ser gratis y solo cobrar por los shows en el escenario”

OBERÁ. Finalizada la edición XL de la Fiesta de los obereños, en la que una vez más se han lucido las colectividades presentando de su cultura, gastronomía, música y danzas, además de los show musicales de bandas y cantantes que se dieron cita en el escenario mayor; ahora es momento de balances y reflexión sobre lo que dejaron estos 11 días de intenso trabajo.

Por ello, algunos presidentes de colectividades expresaron sus puntos de vista y, en general, se encuentran satisfechos y afirman haberse sorprendido debido a que pese a la inflación y crisis que vive el país, la gente acompañó y compró lo que se ofrecía.

Por parte de la Colectividad Alemana, Carlos Eichelt expresó que según su punto de vista, “no debería haber entrada gratis para funcionarios públicos y políticos, todos deberían pagar la entrada, intendentes y demás políticos también deberían pagar”. Además, asegura que los días gratuitos para la gente le benefician a la colectividad, y que debería ser al menos tres días.

Además, Eichelt comentó que “compramos heladeras por más de $250 mil y cámaras para evitar problemas con la policía”. También agregó un comentario breve sobre el mantenimiento que se les cobra a las Colectividades: “durante el año no deberían las colectividades pagar por el mantenimiento del Parque porque es público”, expresando que la responsabilidad debería ser de la Municipalidad.

Por su parte, el responsable de la española, Manuel Marín, cree que “todos los días deberían ser de acceso libre y gratuito y que solo se cobre por los shows en el escenario porque las casas pierden mucho si se cobra la entrada general al Parque”. 

También coincidía con Marin, Arnaldo Silvero, de la Suiza, quien había expresado a Infober que deberían haber más días gratis y la noche de reinas debería ser subsidiada por la provincia.

No de acuerdo con estos dichos, la opinión de Cecilia Druckmann, presidente de la colectividad Francesa, es: “siempre hay que cobrar las entradas, por lo menos un mínimo, porque esos días gratis hacen que las entradas sean más caras en los restantes, porque hay que afrontar los costos de esos días donde nadie pagó”, señaló y mencionó el seguro de cada persona que ingresa, la seguridad, el sonido, los artistas de esos días, el alojamiento, la iluminación, etc. “Esos costos tienen que salir de algún lado, no deberían haber días gratis”, enfatizó.

No obstante, consideró necesario evaluar que se cobre la entrada a los espectáculos aparte. “Ese día que estuvo Miranda, hay gente que fue a comer, sin embargo no pensaba mirar el espectáculo, pero tuvo que pagar una entrada más elevada”.

De esta manera, parece ser que se abre un debate acerca de las tan polémicas jornadas de entrada gratuitas a la Fiesta.