Desagravio al docente y director de la Escuela 380, Mario Krivenko

SAN VICENTE. (Agencia de Noticias ATE Misiones/ EDITORIAL). Quizás debido a una lectura errónea de los hechos;  tal vez, en algunos casos, con injusta intencionalidad. Pocas veces en los medios de comunicación locales, se propiciaron tantas difamaciones y agravios sin sustento contra un docente y director de escuela como Mario Krivenko, director de la Escuela 380 de San Vicente.

Esta escuela, antes de adentrarnos en el trasfondo de la cuestión, ostenta –a 2018- uno de los rendimientos escolares más altos de la provincia y del NEA de acuerdo a las evaluaciones realizadas por el programa Aprender, del Ministerio de Educación de la Provincia, que más allá de las críticas que antes de su implementación y ahora realizamos sobre esta instancia evaluatoria, determinan un parámetro posible de rendimiento escolar.
Con un criterio inclusivo, la escuela que dirige Krivenko tiene en su matrícula escolar a alumnos que presentan algún tipo de discapacidad o diversidad funcional. Por eso desde 2010, el director Krivenko solicitó al Concejo General de Educación la creación de un espacio de contención especial para el trabajo con niñas y niños. Pero la respuesta fue que no había presupuesto. El 10 de julio de 2013, Krivenko solicito la creación de 21 horas cátedras para la atención y el acompañamiento de alumnos con discapacidad. “Una de las madres, venía atendiendo al niño – que tiene síndrome de down y es paciente oncólogico- con una acompañante, para que pudiera asistir a la escuela. Esto se costeaba un 50% a través de IPS y 50% por cuenta de la familia del niño. Por esa razón se hacía el pedido, para alivianarle costos a la madre” recuerda Krivenko.
El 3 de abril de 2014, por  resolución del CGE se crea un cargo de maestro de grado, modalidad común, con la función de “acompañante para niños con capacidades diferentes”. Ese cargo sería ocupado por Irma Baier, quien ya venía acompañando al alumno en cuestión. El rol estaba bien definido, y estaba dado por la confianza absoluta que este acompañamiento brindaba al niño. En ningún momento –como faltaron a la verdad algunos artículos periodísticos- se trataba de “estar al frente del aula”.
En marzo de este año, una docente solicitó el desplazamiento de Baier, aduciendo que ésta “no tenía título”. Comenzó allí, una saga de difamaciones, tergiversaciones mediáticas, confusiones y otras circunstancias que lesionaron severamente el nombre de Krivenko, y generaron angustia en el alumno con discapacidad y su familia, ya que el CGE, contradiciéndose, ordenó efectivamente el desplazamiento de Baier.“Hubo una campaña de desprestigio hacia mi persona. Me acusaron de no haber hecho el desplazamiento, cuando los directores de escuela no somos quienes nombramos ni desplazamos a nadie. Le hicieron mucho daño a mi trayectoria, a mi familia. Por eso agradezco a ATE, que con un trabajo serio y responsable, pudo demostrar ante la Justicia la verdad de la situación, y así fue que la Justicia dejó sin efecto el desplazamiento y el alumno con discapacidad puede permanecer en la escuela, ya que de otro modo no podría seguir” señala Krivenko.
“En nuestra escuela todos los maestros son titulares. La señora Baier acompaña en el aula desde los 5 años a un paciente oncológico y con síndrome de down. Lo que estaba en juego era el derecho de esos niños con discapacidad. Por eso me pareció muy prudente de parte de la justicia suspender las actuaciones e iniciar la investigación correspondiente” añadió el director. En mayo de este año, el Juzgado Laboral N°3, decretó la suspensión del acto administrativo del Concejo General de Educación (CGE), que ordenaba el desplazamiento Baier, quien se desempeña especialmente en la atención de niños con discapacidad en la Escuela 380 de San Vicente.
“Algún medio tituló que ATE festejó esto como una conquista gremial, que sí, lo es. Pero lo que celebramos fue que la verdad salió a la luz tras haber expuesto toda la documental del caso y los argumentos sólidos. Celebramos que los niños con discapacidad podrán seguir asistiendo a esta escuela. Nuestro gremio defiende el estatuto docente a rajatabla y hemos solicitado desplazamientos las veces que lo consideramos justo, siempre actuando con seriedad y con toda la documentación necesaria, sin tergiversaciones. Lamentamos tantos agravios injustos para con un director sumamente consustanciado con su comunidad escolar, que deja la vida día a día por sus alumnos” señalaron desde ATE en alusión a su afiliado Mario Krivenko.

“Quiero agradecer a ATE, a todas las personas del gremio que se involucraron. Mi hijo volvió a la escuela con quien es su maestra integradora desde hace 7 años, Irma Baier. Mi hijo tiene síndrome de down y necesita estar acompañado. Desde pre escolar Irma es su acompañante, su mae, por eso iba a ser una enorme tristeza y un gran retroceso perderla. Teníamos una gran angustia. Pero la acción de ATE hizo que hoy mi hijo siga contando con su querida maestra integradora, No tengo más que palabras de agradecimiento” afirmó a su vez, Rosario Derliz Marli, madre del niño Fernando.
“Más allá de la resolución jurídica, que nuestro sindicato reafirmó y respaldó con una nueva presentación judicial, creemos que a Mario Krivenko se le debe una disculpa pública que quizá no llegue, por eso este desagravio para un director cuyo único pecado fue cuidar a sus alumnos” finalizaron desde ATE.

Anuncios