Crimen de Marilyn Bárbaro: Se cumplieron 15 años de impunidad

OBERA. Pasó una década y media del macabro asesinato de Marilyn Bárbaro. Tras golpearla ferozmente, la enterraron viva en el sótano de su propia casa sobre avenida Italia. Tenía 53 años y una discapacidad física severa que arrastraba desde los 7 años, cuando la poliomielitis la dejó postrada.

Hoy solo queda un imputado, Rubén Schming (35) que reconoció durante la instrucción haber estado presente durante el crimen, pero aún sin fecha para el inicio del juicio oral y público que sería después de julio ante el Tribunal Penal conformado por los jueces del fueron Civil y Laboral, Jorge Erasmo Villalba, Ivonne Heppner y Mónica Drganc Fernández.

 

Ortiz, el hijo de la ex legisladora rovirista y otros cuatro jóvenes habrían ingresado en la vivienda de la mujer, drogados y borrachos, con la intención de robarla. Uno de ellos, Oscar Schming, fue el primero en ser apresado y el único imputado ahora. En su declaración involucró a los otros integrantes del grupo. De su relato surgen ribetes espeluznantes, como que después del crimen, varios de ellos se subieron al auto de la víctima y salieron a dar varias vueltas por el centro de Oberá.

La prueba clave que involucró al hijo de Carballo con el homicidio fueron unos cabellos encontrados en su vehículo: un examen de ADN realizado por la Gendarmería Nacional determinó que pertenecían a la víctima. Esa prueba fue determinante para que la nueva magistrada que tomó la causa, Alba Kunzmann de Gauchat, dictara la prisión preventiva sobre los cinco jóvenes, de entre 19 y 21 años en el momento del crimen. La prueba luego fue anulada por un tecnicismo (las fajas de seguridad que guardaban las pruebas) y tres de los involucrados absueltos por lo que no podrán volver a ser juzgados.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Crimen de Marilyn Bárbaro: Se cumplieron 15 años de impunidad

Los comentarios están cerrados.