Convocan a trabajar para el regreso de Cristina Kirchner

OBERA. Las elecciones se acercan y la campaña se hace sentir. La semana comenzó con la ciudad empapelada de afiches con la imagen de Cristina Fernández de Kirchner y la convocatoria “Sumate al militar, hay otro camino”. Difunden Peña para “Todxs”, Ciclos de formación política y actividades barriales.

La agrupación k “Tavambaé” perteneciente a Unidad Ciudadana es la convocante en su local partidario de avenida Tucumán.

 

Ayer domingo, el gobernador del Neuquén, Omar Gutiérrez, representante del imbatible Movimiento Popular Neuquino (MPN), fue reelegido con el 39,62% de los votos en la primera elección general del año en la Argentina, y en la que ni Mauricio Macri ni Cristina Fernández de Kirchner pudieron celebrar.

La senadora nacional había apoyado abiertamente –con spot incluido– a Ramón Rioseco, de Unidad Ciudadana-Frente Neuquino, quien quedó en segundo lugar con el 26,07% de los votos. Y el jefe de Estado impulsó al intendente de la capital provincial, Horacio “Pechi” Quiroga, quien recibió el respaldo del 15,32% del electorado.

Así lo indicaba al cierre de esta edición el 95,35% de las mesas escrutadas.

Rioseco y Quiroga fueron los grandes derrotados, ya que ambos sacaron menos votos que en 2015. En aquel momento, Gutiérrez había sido electo con el 40,57%; el kirchnerista obtuvo 31,2%, y el macrista (quien anoche anunció que ya no volverá a competir por la gobernación) el 20,90%.

Otra diferencia que amplifica la victoria de Gutiérrez es que cayó apenas poco más de un punto. Al mismo tiempo, Jorge Sobisch (tres veces gobernador del Neuquén por el MPN), quien ayer compitió por afuera, en representación de la Democracia Cristiana, se alzó con el 9,85% de los votos. Esto pudo haberle restado algunos sufragios a quien administra la provincia desde 2015.

 

En plena crisis económica, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se muestra optimista tanto de cara a las elecciones presidenciales como a que lograrán revertir la recesión. El ministro coordinador dijo que está “convencido de que Mauricio Macri va a ganar la reelección” y que “sería una derrota de los argentinos que gane Cristina Kirchner, pero eso no va a pasar”. En relación a la volatilidad del dólar, que la semana pasada llegó a cotizar por encima de los $ 43, indicó que “hay que aprender a vivir con un tipo de cambio flotante“.

El hombre clave de Macri en el Gobierno dijo en relación al panorama electoral que hay tres perfiles en la sociedad. Uno que “sigue adhiriendo al kirchnerismo y que ve todo lo que ha pasado como un retroceso”, otro que “siente que, más allá de las dificultades” el Gobierno “honra los valores del cambio” y un tercero que “tiene más dudas y más peso en la cuestión de su metro cuadrado y su bolsillo”. “La discusión no es si estar mejor o peor, sino si pueden salir de la situación de falta de futuro y de esperanza y de mala calidad de vida en la que se encuentran hace mucho tiempo”, afirmó.