Protestarán en la CELO el martes contra los cortes, acusaciones cruzadas entre diputados obereños

OBERA. Tras la escasa manifestación de socios, poco más de una treintena, que marcharon por iniciativa de Romina Mascareño, el viernes por las calles céntricas de la ciudad reclamando ante el mal servicio eléctrico y de agua potable que presta la cooperativa provista por Energía de Misiones, ex EMSA; una nueva convocatoria que espera ser un tanto más concurrida, fue anunciada para el lunes 7, que paso al martes de enero en las instalaciones de la propia cooperativa, ocasión donde se entregará una misiva demandado respuestas.

Aunque las interrupciones en la red eléctrica por fallas en la única línea de provisión de energía de la Zona Centro (132 Kv), nueva nada tienen de nuevo, ocurren todos los años en verano, como así también en el último invierno; esta vez un grupo (reducido considerando que la lista de socios supera los 30 mil) salió a las calles pidiendo repuestas. Varios comerciantes aseguran que se vieron afectados por la cantidad de horas sin luz que quedaron sus heladeras la semana pasada.

 

A esto se sumó una disputa política entre los legisladores provinciales obereños. Cerca de las 21 horas del viernes, la protesta circuló por las calles entorno al centro cívico. Se sumaron integrantes del Polo Obrero y el legislador provincial de Cambiemos, Roberto Rocholl, quien tomó el micrófono para hacer duros cuestionamientos al rovirismo por sus 20 años en el poder (asumió la gobernación en 1999). Su par renovador y ex presidente de la CELO, Rafael Pereyra Pigerl lo criticó en las redes sociales calificándolo de cínico por pertenecer al partido que gobierna a nivel nacional responsable de los fondos para construir la  licitada, en 2015, línea 132 Kv II (anillo sur por Alem) que fue incluida en los presupuestos 2018 y el actual.

Sin embargo, una vez más se debe recordar que, si el caudillo Carlos Rovira, hubiera dejado sus negociados de lado como la Cruz de Santa Ana, el parque del Conocimiento, el cine IMAX, etc; Oberá, Alem y toda la zona centro hoy tendrían lo que es prioridad, una línea de energía estable y adecuada.

 

Mascareño inició la convocatoria en las redes sociales bajo el hastag #HASTAACALLEGAMOS para protestar por el mal servicio que presta la cooperativa. Como todos los años desde hace más de una década, llega el verano, aumenta la demanda y se corta la energía debido a la sobrecarga línea Roca-Oberá que alimenta además, desde Cerro Azul hasta 25 de Mayo. Aunque no es privativo solo de las altas temperaturas. Durante el invierno pasado, ocurrieron varios cortes similares por el mal clima o supuestos vandalismos, lo que derivó en reuniones que, obviamente, no llegaron a nada. 

 

El 23 de diciembre pasado se cumplieron 5 años de aquella manifestación histórica frente a la institución, con toma parcial del edificio. El entonces presidente Carlos Migues, ya fallecido, se encerró en su despacho bajo custodia policial y fue el gerente Alejanddro De Paula quien firmó un compromiso de suministrar agua en camiones a los barrios afectados por los reiterados cortes. Aquella jornada fue un desencadenante para que un año después, la lista renovadora de Ewaldo Rindfleisch fuera vencida en las urnas por la recientemente creada “Blanca”, integrada por vecinos, dirigentes y encabezada por el abogado Rafael Pereyra Pigerl, quien luego también se pasaría a las filas de la Renovación. 

La Defensora del Pueblo, la CRIPCO y otros dicen que pondrán al gobernador obereño y renovador, Hugo Passalacqua “al tanto” de lo que ya sabe para que haga algo. En mayo de 2015, hace casi 4 años, firmó el llamado a licitación para la construcción de la nueva línea 132 Kv San Isidro-Alem-Oberá, de la que hasta la fecha, no se puso un solo poste.