Márquez Da Silva, el intendente anfitrión fue el único ausente por su enfrentamiento con la ONG

CAMPO RAMON. Por sus diferencias con Ana Méndez, la impulsora del hogar “La Casa de los Gurises” inaugurado por Mauricio Macri el miércoles en Villa Bonita con fondos provenientes del caso “valijas de Antonini Wilson”; se hizo notar la ausencia del intendente, José Luis Márquez da Silva. Estuvieron todos los jefes comunales de la zona, excepto quien debía ser el anfitrión y “casualmente” dio parte de enfermo.

El tema pasaría por el caudillismo al que están acostumbrados algunos alcaldes donde todo, y más si hay fondos nacionales de por medio, pasan por sus manos y les permite hacer lo de siempre: clientelismo, en este caso peligrando su poder local. Méndez es oriunda de Quilmes y trabaja además en la villa 1-11-14 en Buenos Aires.

Según Márquez, la ONG “Pamperito” gestora del Espacio de Primera Infancia, no tiene habilitación municipal ni planos aprobados. “En su momento pedimos porque tenían que presentar el plano de la obra, pero nunca lo hicieron” aseguró a LT4 de Posadas, poniéndose en el papel de “ninguneado” respecto al acto presidencial “hoy pasaron por arriba de la provincia y del municipio, fue una vergüenza”.

No obstante, estuvo en la inauguración del EPI invitado por la provincia, el secretario de Gobierno del municipio, Enrique Skavinsky, quien dijo desconocer el manejo de la ONG en Campo Ramón, “ellos nunca pidieron una autorización, igual esta semana nos vamos a reunir para hacer la inspección del lugar sobre seguridad e higiene”.  Manifestó que el Presidente estuvo 10 minutos y se fue, “vino para la foto y el discurso. De presidencia de la nación nadie nos dijo nada”.

Acusó a la ONG Pamperito de hacer clientelismo con las tarjetas sociales.

 

Sin embargo, Méndez manifestó anteriormente que Da Silva no quizo prestar colaboración para el proyecto y la ONG, que esperaba la donación de un predio municipal para la EPI inaugurada, terminó comprando el terreno.

Durante el breve acto que fue transmitido en medios nacionales, Macri no mencionó a Campo Ramón en ningún momento, en cambio habló de “estar en Oberá”. Para algunos fue un “ninguneo” por la ausencia del intendente local, aunque otros simplemente consideraron que se refería a la ciudad cabecera del departamento, ya que incluso en Posadas suelen pensar que Villa Bonita es un barrio más de Oberá y no parte del municipio adyacente.