Yerbateros ofrecieron llevar varias especies de palmeras a Casa Rosada por menos de la mitad de los $235 mil

MISIONES. Los yerbateros del norte de Misiones ofrecieron llevar una palmera junto con otras especies nativas y plantines de yerba mate y té, a la Casa Rosada a menos de la mitad de precio que se dio conocer esta semana de 235 mil peso.

Desde la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte (ACPYN), en Misiones, ofrecieron llevar por menos de la mitad del precio la palmera que el Gobierno de Cambiemos de Mauricio Macri compró para la casa Rosada por la polémica cifra.

“Y ya que vamos, junto con la palmera que quieren (la Butia Yatay var paraguariensis, conocida acá como Yatay poñí, que se encuentra en la zona de Loreto), le llevamos gratis otras palmeras nativas de Misiones y además, plantines de yerba mate, nuestra infusión nacional, no sólo para los patios de la Casa Rosada sino para la Plaza de Mayo y las plazas de los alrededores”, dijo a MisionesPlural el productores yerbatero y referente de la ACPYN, Julio Petterson.
El productor consideró “una barbaridad” pagar ese monto por más que se trate de una palmera adulta. La variedad que buscan para reemplazar una de las cuatro palmeras de la Casa Rosada que se secó es la Butia yatay, que acá en Misiones crece en los campos del sur y con más presencia, en la zona de Loreto. “Con una retroexcavadora sacamos una planta adulta, envolvemos las raíces, las subimos al camión y las llevamos, y con toda esa movida no vamos a cobrarles ni el 50 por ciento de lo que pagaron”, aseguró Petterson, que un poco en broma dijo que de paso llevarían, también sin costo, los otros ejemplares de palmeras que hay en misiones: el pindó (Syagrus romanzoffiana) y el pindocito (Allagoptera campestris); el palmito (Euterpe edulis) y el coquito o mbocayá (Acrocomia aculeat).
El camión gasta unos 25 mil pesos de combustible y otros 10 mil pesos para la camioneta con la gente para plantar, para cubrir los 2800 kilómetros de idea y vuelta entre Andresito -uno de los puntos hacia el Este más alejados del centro del país- y Plaza de Mayo, a lo que habría que agregarle el alquiler de la retro y los formularios de autorización para trasladar la palmera, que no se acerca ni a la mitad de lo que pagaron por un ejemplar. “Nosotros le llevamos por la mitad de precio y con muchas variedades más pero por supuesto, también con la yerba mate, para que el centro del país tenga idea de cómo son las plantas de nuestras infusión nacional. Y ya que estamos sumamos varias mudas de té”, ironizó Petterson.