“Silencio en la noche. Ya todo está en calma. El músculo duerme. La ambición descansa”. Es la génesis del tango “Silencio” que en 1932 escribieron y musicalizaron Carlos Gardel, Alfredo Le Pera y Horacio Pettorossi.
Pero la ambición de Rindfleisch y Mónica Montoya no descansa.
Este jueves 7 de septiembre comienza la edición número XXXVIII de la Fiesta Nacional del Inmigrante. La más importante de Oberá y de todo Misiones. Y una vez más, como en la versión anterior, lo recaudado irá a parar a la firma Arquev SRL, cuyos socios principales son el exalcalde local y hoy funcionario provincial Ewaldo Rindfleisch y su exesposa Mónica Montoya.
Se trata del juicio que la firma le inició a Federación de Colectividades cuando a alguno se le ocurrió que no podían seguir lucrando con la Fiesta. Que era cierto. No podían. Pero, conscientes de con quiénes tratan, Rindfleisch y Montoya recurrieron a la “justicia”. Que les dio la razón (cosa previsible). Es por el alquiler del tinglado de 2.200 metros cuadrados del Parque de las Naciones, donde habitualmente se desarrolla la Expo Comercial. Espacio que fue donado hace años, en una acción altruista, por el fallecido ingeniero Víctor Alfaro. Exdecano de la Facultad de Ingeniería de Oberá. Que donó esos terrenos para bien de la Fiesta. No para bien del bolsillo de nadie.
Los dirigentes de Federación, pusilánimes como siempre pero también como nunca, pusieron cero empeño en pelear para que la fiesta de sus abuelos no siga siendo un negocio para Rindfleisch. Y le vienen pagando religiosamente. En tres cuotas. La última, ahora, con el excedente de esta edición de la Fiesta. Llevándole la platita de las cuotas más los intereses con una cajita de bombones. En total don Ewaldo y doña Mónica se habrán llevado de la “sagrada fiesta”-sin contar los años en que también ganaban dinero por el alquiler del galpón cuándo eran funcionarios comunales-, unos dos millones de pesos. Como se puede deducir, acá lo único “sagrado”, es el negocio.
Hace apenas unos días, el parlamento misionero declaró al Parque de las Naciones de Oberá como patrimonio cultural y turístico provincial. Demasiado tarde.
Este jueves se producirá el tradicional desfile desde el centro cívico de la ciudad hasta el Parque de las Naciones. Un espectáculo bellísimo, pleno de color y dueño de una estética propia. La Fiesta se extenderá hasta el domingo 17 de septiembre y tendrá la particularidad de que el actual alcalde obereño, Carlos Fernández, estará ausente por haber viajado a Francia al casamiento de su hija.
Entre los artistas destacados de esta edición, aparecen El Chaqueño Palavecino, Mario Bofill, Los 4 Ases, Magrao, Mano Arriba, Kyosco, Destino San Javier y el trío Nito Artaza-Cecilia Milone-Miguel Angel Cherutti. El jueves 14 se elegirá a la nueva reina nacional, entre las catorce postulantes de cada una de las catorce colectividades.
Es preciosa la Fiesta. Por eso, es para disfrutarla.
Sin embargo, habrá que recordar que jamás nadie le debió tanto a nadie lo que la impunidad le debe al olvido.
Entre tanto silencio que hay alrededor de esta jugada, la ambición de Rindfleisch no descansa.
Todas estas injusticias, los negociados y sus cómplices, serán olvidados. Olvidados lentamente.
Como todas las cosas de la vida.

Walter Anestiades (Fm Oxigeno/M4)

Caricatura Nicolás Aguilar