OBERA. El juez Horacio Alarcón pidió al Colegio de Abogados provincial que sancione a Roberto Bondar que, en un proceso judicial, calificó de “basura e inmundicia humana” a una menor que fue víctima de abuso sexual. Bondar tiene a su cargo la defensa de un hombre que fue detenido acusado de abusar sexualmente de una nena de 11 años, en una causa en la que también fueron arrestados los padres de la menor.
La conducta del abogado fue cuestionada por el juez Horacio Alarcón, luego de que el letrado presentara un escrito a favor de su defendido que contenía esas horrendas calificaciones para la víctima del abuso. A raíz de esos espantosos términos, el juez dispuso un apercibimiento y remitió los antecedentes al Colegio de Abogados provincial. Busca que se lo sancione por “inconducta en el ejercicio de la profesión”.
El magistrado sostuvo entre sus observaciones que los términos utilizados por el abogado Bondar “configuran un desempeño profesional moralmente reprochable y de susceptible de sanción”. Casi al mismo tiempo de este escándalo, Bondar dejó de ser la defensa de otro caso, el de Victoria Aguirre donde paradójicamente el abogado reclamaba la falta de perspectiva de género y acusaba de machistas a los jueces y la fiscal.
El caso
En abril pasado, un empleado municipal, Ramón R. (67) que se desempeñaba en el sector del Salto Berrondo fue detenido bajo la figura de “abuso sexual con acceso carnal” en un caso de prostitución de dos chicas menores de edad junto a los padres de las mismas de 54 y 55 años que cargan ahora con una causa por “promoción de corrupción de menores”.
Se trata de una niña de 11 años y una adolescente de 17 que, según la denuncia, eran entregadas por sus progenitores que residen en Campo Ramón a cambio de dinero o mercaderías al municipal para que las someta sexualmente. Incluso, las menores eran amenazadas de muerte para que no delaten a los acusados. No se descarta que hayan habido otros “clientes”.
Los abusos eran cometidos, aparentemente, en la vivienda del empleado municipal, que, junto a los padres de las niñas, fueron detenidos por orden del juez de Instrucción Dos, Horacio Alarcón.
Anuncios