OBERA. Según el Ministerio de Turismo provincial y la Dirección de Turismo municipal, la temporada de invierno en Oberá tuvo el mismo movimiento y hospedajes que cuando funcionaba el parque termal, es decir, con o sin termas, la ciudad registra entre 40 y 50 % de turistas, la mayoría parientes o amigos de los lugareños que vienen a pasar unos días, o viajeros que están de paso hacia el principal atractivo de la provincia, el Parque Nacional Iguazú, y hacen escala para pernotar. Mientras el Salto Berrondo y el Jardín de los Pájaros recibieron 5 mil visitas en total y los pernotes registrados alcanzaron 11 mil; Iguazú recibió hasta el sábado 29 más de 175 mil visitantes, superando la cifra histórica de julio de 172 mil visitantes que se había alcanzado en el 2015. La ocupación en alojamientos tuvo en la ciudad de las Cataratas tuvo un promedio que pisó los 90 puntos porcentuales, con picos superiores al 98%.

En enero, cuando el parque termal estuvo operativo, el porcentaje de turistas fue de 52 % de ocupación hotelera, mientras que en el fin de semana largo de marzo, fue 40 % y 45 % durante semana santa cuando ya no funcionaba la bomba, valores similares al año pasado.

Por su parte, las Misiones Jesuítico-Guaraníes, con su epicentro en San Ignacio, recibieron a más de 40 mil personas durante el mes del receso invernal. La ocupación hotelera en esa localidad alcanzó un promedio del 78,3%.

La capital provincial también se destacó con un 68,3% de ocupación en sus plazas. Aristóbulo del Valle alcanzó un 53%; El Soberbio, un 45,1%; y Oberá, que debido a la realización del Super TC 2000 tenía un 100% de reservas durante este fin de semana (aún no computado dentro de las estadísticas), llegó a finales del mes con un promedio del 50%.

 

Anuncios