Más pesos en la calle y atraso con la inflación: los motivos que explican el salto del dólar blue a $330



La divisa informal cerró a $330, la tercera cotización más alta en lo que va del año.

Este jueves 22 de diciembre el dólar blue cerró a $330 para la venta en la City porteña, mientras que el dólar oficial, sin impuestos, finalizó el día a $180,50 en las pantallas del Banco de la Nación Argentina (BNA). Si se lo compara con la jornada previa, la divisa informal subió $5 y es la tercera cotización más alta en lo que va del año.
Ante este escenario, economistas consultados coincidieron en que la suba del dólar blue se explica por el atraso cambiario frente a la inflación y por el exceso de pesos que aparecen en diciembre para afrontar los gastos de fin de año como los bonos que anunció el Gobierno, el pago del aguinaldo, las vacaciones y las compras navideñas.
“En el año el dólar paralelo está subiendo cerca de 67%, mientras que la inflación está en 92%. Por eso, en primera instancia, hay un acompañamiento de la inflación. En segundo orden, vemos una mayor cantidad de pesos en manos de los asalariados (aguinaldo, bonos, sueldos) que van a la compra de cobertura en dólar”, explicó Diego Martínez Burzaco, jefe de Estrategia de la financiera INVIU.
Asimismo, tal como consignó Burzaco, se aceleró la emisión monetaria con la versión del Dólar Soja 2.0, lo que asegura más inflación hacia el primer trimestre del 2023.
“Luego de haber permanecido por debajo de los valores de los dólares financieros, principalmente por la mayor demanda de pesos por el pago de aguinaldos y vacaciones (que impulsa la venta de dólares) esta situación empieza a revertirse en la medida que los asalariados cuentan con fondos y buscan cobertura”, sostuvo en la misma línea el director de la consultora EcoGo, Sebastián Menescaldi.
Por su parte, Camilo Tiscornia, director de CyT aportó otro factor que incide en la suba de la divisa informal: “A nivel privado, las personas que tienen dinero en plazo fijo lo trasladan a la cuenta corriente o a la caja de ahorro para afrontar los gastos característicos del período de Fiestas”.
¿Qué puede pasar en el verano?
“En la medida en que siga habiendo muchos pesos dando vuelta y la inflación se mantenga alta, el tipo de cambio va a estar presionado. Sobre todo, considerando que los dólares que entraron en 2021 por las exportaciones de trigo y maíz, no van a ingresar producto de la sequía. Esto va a presionar por el lado de la balanza comercial y de la oferta de dólares y puede haber un movimiento alcista en el verano”, apuntó Martínez Burzaco.
En este sentido, Menescaldi alertó que “habrá que ver qué sucede con la oferta del dólar billete, teniendo en cuenta que es factible que se reduzca la oferta por la instrumentación del dólar tarjeta para turistas”.
“Ya veníamos viendo una tendencia ascendente, que corresponde a un dólar que se venía atrasando. Es decir, se está acomodando y a nuestro entender todavía tiene algo de margen para seguir escalando”, consignó en la misma línea el economista de LCG, Matías de Luca.