El Gobierno espera un préstamo del FMI de casi US$6000 millones


El directorio del organismo se reunirá para dar el último visto bueno de la tercera revisión que se acordó a principios de mes.

Con el objetivo de dar por cerrada formalmente la tercera revisión del año, el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunirá este jueves para definir el desembolso de casi US$6000 millones que engrosarán las reservas del Banco Central (BCRA).
Si bien el acuerdo técnico se alcanzó a principios de este mes, ahora se necesita el último visto bueno del organismo que permita que se giren los 4500 DEGs (la moneda del Fondo), que representan US$5970 millones.
Estos fondos serán claves para el Gobierno, que este miércoles y jueves debe afrontar vencimientos por un monto total de US$2666 millones -US$915 millones y US$1751 millones, respectivamente-, según cifras del Palacio de Hacienda-
Cuando se cerró el acuerdo técnico, el organismo internacional consideró que la Argentina cumplió con las metas fiscales de reservas y monetarias al cierre de septiembre y aclaró que está encaminado en el cumplimiento de las metas para fin de año, por lo que aprobó la revisión correspondiente al tercer trimestre del año.
“Se está restableciendo el orden fiscal, se está moderando la inflación, está mejorando la balanza comercial y se está fortaleciendo la cobertura de reservas”, expresó el comunicado del FMI al informar la aprobación del acuerdo técnico.
Igualmente, el organismo advirtió que “será fundamental” continuar con el proceso de consolidación fiscal que prevé una reducción del déficit fiscal primario del 2,5 % del PBI en 2022 al 1,9 % del PBI en 2023.
En tanto, en relación con el objetivo de acumulación de reservas, el Fondo especificó que el objetivo es aumentarlas en US$9800 millones para fines de 2023. “Si bien se han adoptado medidas cambiarias administrativas temporales, a medida que se abordan los desequilibrios, deben minimizarse en el futuro, ya que no reemplazan una política macroeconómica sólida”, alertó el FMI.
Por otra parte, el equipo económico tenía la intención de que el organismo tenga en cuenta las pérdidas que sufrió la economía argentina a causa de la guerra en Ucrania para beneficiarse con una suerte de flexibilización de metas. De hecho, en Bali, el Gobierno presentó un documento -al que tuvo acceso TN- en el que estimó que el conflicto en Ucrania generó un saldo negativo de US$4940 millones, principalmente por la escalada en los precios internacionales del sector agropecuario –soja, trigo y maíz- y en el sector energético.
Sin embargo, ese reclamo del Ejecutivo finalmente no avanzó y desde el organismo multilateral confirmaron que los objetivos del programa, incluidos los relacionados con el déficit fiscal primario y las reservas internacionales netas permanecerán sin cambios durante el resto de 2022 y 2023.