Piqueteros suspendieron la marcha contra el Gobierno por los festejos de la selección argentina


En las próximas horas definirán las fechas en que retomarán las medidas en rechazo al bono de $13.500 para los titulares del Potenciar Trabajo, la entrega de alimentos y las bajas en los programas.

“No podemos estar por afuera de la euforia del pueblo. Suspendemos las medidas hasta resolver como seguimos porque, como dijo Lionel Scaloni (técnico de la selección nacional de fútbol masculina campeona en Qatar), hoy estamos más contentos, pero ‘los problemas van a seguir estando, porque la vida sigue, pero que disfruten’”. De esta manera los principales dirigentes de la Unión Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), le conformaron a Infobae que ponían en espera las medidas de fuerza que desde este martes habían dispuesto realizar los movimientos sociales oficialistas contra el gobierno de Alberto Fernández en reclamo por el “bono miserable de $13.500 otorgado a los beneficiarios del Potenciar Trabajo; el ajuste a los programas sociales y la falta de alimentos en comedores y merenderos populares”.
La decisión se tomó ayer, después de confirmarse que los integrantes de la selección nacional de fútbol masculino, con Lionel Messi a la cabeza, arribarían a Ezeiza en la madrugada de hoy. La Asociación de Fútbol Argentino (AFA) dispuso celebrar la obtención de la copa del mundo en Qatar en el Obelisco.
Para este martes, 20 de diciembre, estaba acordado realizar marchas a las puertas de los principales hipermercados y empresas alimenticias y el jueves 22 un bloqueo a las rutas en todo el país. Esteban “Gringo” Castro, secretario general de la UTEP, amenazó con realizar el 24 de diciembre a la noche “la Navidad de los pobres”. Una protesta similar a la realizada en 2018 contra la administración de Mauricio Macri. “Este bono no es ni cristiano ni peronista”, le había dicho el dirigente del Evita e integrante del Movimiento Misioneros de Francisco.
Mientras se definen las nuevas fechas y modalidades de protesta, que ya habían sido votadas, varias organizaciones que forman parte de la UTEP organizan la nochebuena en el Congreso con personas en situación de calle y familias sin techo.
Al frente de la organización de la actividad se encuentran el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) liderado por Juan Grabois, Proyecto 7 y la organización Nuestramérica. La consigna es “Ninguna familia sin Navidad”.
“Sabemos que son fechas muy importantes con una fuerte carga simbólica para muchos, por eso te pedimos que nos ayudes a hacer posible una gran mesa navideña para los últimos de los últimos”, expresaron en un comunicado donde abrieron la convocatoria para voluntarios y pidieron donaciones. Las mesas populares serán instaladas frente al Congreso y en Plaza de mayo, frente a la Casa Rosada.
Las organizaciones sociales hace varios años llevan adelante un trabajo sostenido con las personas en situación de calle con distintas iniciativas como asistencia alimentaria (entrega viandas y bandejas comida); primera escucha y atención psicológica; asesoramiento en seguridad social y acceso a documentación; articulación organismos públicos (Justicia, Desarrollo Social, Salud); uso de duchas, baños y lavado de ropa.
El 10 de diciembre de 2021 lograron la sanción de una Ley Nacional que busca restituir los derechos humanos vulnerados de esta población a través de la creación de una red nacional de centros de integración social, un relevamiento anual y la creación de un sistema de atención telefónica y móvil. A un año de su sanción, el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a cargo de Victoria Tolosa Paz, pero antes de Juan Zabaleta y Daniel Arroyo, aún no la ha reglamentado y ese será uno de los principales reclamos de la Nochebuena en el Congreso.
Como ya informó este medio, más allá de la postergación de la protesta callejera contra el Gobierno que integran, hay funcionarios del gabinete nacional que observan con preocupación que sean las organizaciones de los propios dirigentes que integran el Poder Ejecutivo Nacional quienes impulsan las marchas contra la Casa Rosada.
Sobre todos ellos, se destaca el secretario de Economía Popular, Emilio Pérsico, responsable, desde el ministerio de Desarrollo Social, del cuestionado programa Potenciar Trabajo, ahora bajo la lupa judicial. Es también uno de los líderes del Movimiento Evita.
El segundo referente del Evita es Fernando “Chino” Navarro, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil y Desarrollo Comunitario, un área que depende de Jefatura de Gabinete.
Otro de los que impulsa las movilizaciones contra el exiguo bono de 13.500 pesos es Somos Barrios de Pie. Su coordinador nacional es Daniel Menéndez, el subsecretario de Políticas de Integración y Formación, área que también depende del ministerio de Tolosa Paz. Lo mismo ocurre con Fernanda Miño, Secretaria de Integración Socio Urbana y dirigente del MTE.
“El bono navideño rompió la paz del gobierno nacional con los movimientos populares que lo integran”, expresó la semana pasada Castro frente al ministerio de Economía, a cargo de Sergio Massa, y advirtió que el conflicto en calles y avenidas podría agravarse después de las celebraciones de Navidad y Año Nuevo e por la baja en los planes sociales, como el Potenciar Trabajo.
Esteban «Gringo» Castro propuso realizar «La Navidad de los pobres» si el Gobierno no da solución a los reclamos de los movimientos sociales oficialistas
Entre noviembre y diciembre Tolosa Paz ya dio de baja a más de 23.000 titulares de ese programa por “incompatibilidades” detectadas por la AFIP y el Banco Central de la República Argentina y que podrían llegar a unos 250.000.
El viernes pasado, en las inmediaciones del Palacio de Hacienda, el secretario general de la UTEP dijo que no había excusas para que el Gobierno no garantice un aguinaldo completo para los beneficiarios del Potenciar Trabajo (más de 1.300.000 personas) “Estamos hablando de siete mil pesos para Navidad y siete mil pesos para Reyes (sumado a los 13.500 ya torgado). Es imposible que ese problema no se pueda resolver”, le dijo a la multitud que lo rodeaba y arengó: “Nos vemos la semana que viene en cada uno de los supermercados. Elijamos bien el lugar y la cantidad de gente movilizada. Garanticemos que no haya el lío que están tratando de provocar desde los sectores fácticos del poder, y el jueves (22) estaremos cortando todas las rutas del país”.
Por ahora, esas medidas están suspendidas y en las próximas horas se decidirá el día que se retomarán.