MENOS 19

El 10 de diciembre Misiones cumplió 19 años de feudo y Oberá otros 19 de una decadencia imparable, cuyos obvios responsables son los renovadores y su proyecto “misionerista” berreta. Ewaldo Rindfleisch, una calamidad pública, Carlos Fernández, un desertor de sus obligaciones, y Pablo Hassan, un alcalde simbólico manejado desde Posadas, sintetizan el alfa y el omega del tremendo atraso que sufren los obereños.

El 10 de diciembre de 2003 Ewaldo Rindfleisch asumió tras una eficaz campaña mediática de demonización de su antecesor “Rolo” Dalmau. Cuando dejó el cargo, doce años después, todos quedaron anoticiados de quién era el verdadero “demonio”.

El 10 de diciembre de 2015 Carlos Fernández asumió a favor de una estupenda reputación como médico. Cuando abandonó el cargo solo porque se lo ordenó Rovira, quedó claro que la medicina había perdido un médico y la política no había ganado nada.

El 10 de diciembre de 2021 Pablo Hassan (h) asumió simbólicamente en el marco de la jugada política: “Posadas toma Oberá”. Una jugada nacida a favor del miedo de Rovira, tras perder varias elecciones, de perder también la intendencia. Tomó las riendas, intervino de hecho la CELO (incluso impidiendo que haya elecciones) y expandiendo el negocio del Grupo Z, esencial en el esquema recaudatorio, desde el departamento Capital hacia Oberá.

19 años es demasiado tiempo. Tanto que hoy solo quedan dos clases de oficialistas: los que reciben un beneficio económico directo o indirecto, o los que viven adentro de un termo.

En la película “El ciudadano”, de Orson Welles, alguien dice que “Tu vida siempre va a durar más que tu poder”.

Pensá en las secuelas de lo hecho y de lo no hecho por este terceto en 19 años. Y de cómo eso te afectó, te afecta y te afectará a vos y a tu seres queridos.

Porque tu vida va a durar más que el poder de todos ellos.

Walter Anestiades