A cambio de los votos de Sartori y Fernández, Heller prometió incluir «la zona franca» en el Presupuesto pero sin mencionar a Misiones

Ayer, en el Congreso de la Nación, el Presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, afirmó que la Zona Aduanera Especial para Misiones, pedida por el gobierno renovador, no ha sido considerada en el dictamen del Presupuesto 2023. Fue en respuesta a la pregunta hecha por el diputado nacional, Diego Sartori que dos semanas atrás aseguró lo contrario.  

Es «otro engaño del kirchnerismo a su filial en Misiones, la Renovación», afirmó el ex diputado nacional del radicalismo, Luis Pastori.

 

Este viernes al mediodía, en el cierre de la reunión en la comisión de Presupuesto, el kirchnerismo volvió a negociar los votos de los misioneros Sartori y su par Carlos Fernández bajo la promesa de incluir una claúsula que contenga la autorización del poder ejecutivo para implementar zonas aduaneras pero sin mencionar a Misiones, es decir, verso que le sirve al rovirismo para hacer campaña y al kirchnerismo para conseguir votos en el Congreso. 

De esta forma, si los tres diputados misioneros de Juntos por el Cambio vuelven a votar en contra del Presupuesto, la Renovación lo usará en su campaña para tildarlos de estar en contra de los intereses de la provincia, tal como lo hizo el año pasado.   

 

Hace dos años, el proyecto de zona aduanera especial fue incluido y aprobado de manera inprovisada en el Presupuesto 2021, pero luego vetado por el propio presidente Alberto Fernández que lo declaró inviable porque fueron muchas las provincias fronterizas que hicieron el mismo pedido, y concederlo implicaría una caída en la recaudación.

El año pasado volvió a ser incluido, sin un análisis real, sólo a cambio de los votos de Sartori y Fernández; pero la oposición hizo caer el Presupuesto 2022 por considerarlo un «dibujo». 

 

 

 

A diferencia del Artículo 10 de la Ley Pyme, la zona franca para Misiones no consiste en una baja de impuestos federales para todos los comerciantes de la provincia a fin de competir con Paraguay y Brasil en precios, si no que refiere a la quita de aranceles únicamente de productos importados, ya sean electrónicos, autos, indumentaria de marca, perfumes, etc y solo para venta minorista, tal como funcionan los Duty Free Shop. Este régimen arancelario especial se aplicó en Santa Cruz pero no a toda la provincia, si no que úncamente en un predio de 200 hectáreas en la frontera con Chile, alejado de las zonas urbanas.

En el caso de Misiones, de aplicarse en algún predio de Posadas o San Javier, por ejemplo, perjudicaría al resto de los comerciantes misioneros que no contarían con ese beneficio y no podrían competir, como así también a la provincia vecina de Corrientes.